La cena del obispo con las personas sin techo ha tenido lugar en el hogar de Santa Clara
La cena del obispo con las personas sin techo ha tenido lugar en el hogar de Santa Clara - ABC
Navidad

El Obispo de Jaén celebra la Nochebuena con personas sin techo

Amadeo Rodríguez Magro ha compartido con ellas la cena en el hogar de Santa Clara

JaénActualizado:

El obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro, ha compartió la cena de Nochebuena con personas sin techo. El prelado ha cumplido así el compromiso adquirido el pasado noviembre con uno de los huéspedes del hogar Santa Clara, dirigido por hermanas clarisas y enfocado a la ayuda a marginados.

Tras desear a las monjas una feliz Navidad, el prelado cenó con una veintena de personas que, por falta de vivienda, residen en el edificio de la Iglesia católica habilitado para ellas. Además del obispo y las personas sin techo, han participado también en la cena para celebrar el nacimiento del Mesías familiares de algunas de ellas, así como religiosas de San José de Gerona, colaboradoras de este centro y que como parte de su apostolado trabajan muy de cerca con las personas del hogar. También han asistido voluntarios y el director de Cáritas diocesana, Rafael López Sidro.

El obispo, tras bendecir la mesa, ha tenido un recuerdo especial para aquellos que viven solos y sin familia. Amadeo Rodríguez les ha explicado el verdadero sentido de la Navidad y les ha recordado que en la noche que se rememora el nacimiento del Niño Jesús deben saber que hay muchas razones para ser feliz. Les ha animado a serlo porque, ha dicho, a pesar de las vicisitudes de la vida, de los momentos de oscuridad por los que han pasado, ahora viven bajo un techo que se ha convertido en un hogar, acompañados por gente que los quiere, los valora y le da el calor de una familia. Ha añadido que Cristo, la luz del mundo, es quien iluminará su corazón.

Los participantes en la cena han degustado canapés, un poco de marisco y pescado como plato principal. Han comido tambien turrones  y mantecados. El ambiente, según el Obispado, ha sido cordial, distendido y festivo. El obispo, que se ha mostrado muy cercano con todos, se ha marchado poco antes de la medianoche para presidir la tradicional Misa del Gallo en la Catedral de Jaén.