Sede de la Consejería de Hacienda y de Administración Pública de la Junta de Andalucía
Sede de la Consejería de Hacienda y de Administración Pública de la Junta de Andalucía - ABC
Tribunales

Una opositora tarda ocho años en que le reconozcan su plaza en la Junta de Andalucía

El TSJA ordena a la administración autonómica que la incluya en el listado de aprobados de 2009

JaénActualizado:

El 14 de enero de 2010 la Junta de Andalucía aprobó el listado definitivo de opositores aprobados para ingresar en su cuerpo de auxiliares administrativos tras un examen llevado a cabo meses antes. Más de 8 años después del proceso selectivo una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) obliga a la administración a admitir a L. C. D. F., cuyo recurso de alzada presentado ante la Consejería de Justicia y Administración Pública fue desestimado por el organismo evaluador.

La decisión al alto tribunal andaluz se apuntala en que en la valoración de méritos la Junta no tuvo en cuenta para la puntuación determinados trabajos desarrollados por la demandante en el ámbito público y privado en períodos anteriores al examen. Por esta razón, el TSJA ordena a la administración autonómica que se le compute como experiencia laboral 29 meses trabajados en la Tesorería General de la Seguridad Social, así como los servicios prestados en 3 sociedades anónimas.

En ejecución de sentencia, la litigadora, tras la resolución del TSJA, ha sido nombrada funcionaria de carrera del cuerpo de auxiliares administrativos de la Junta de Andalucía, dado que acredita la superación de las pruebas selectivas de ingreso al mismo, por el sistema de acceso libre, correspondiente a las ofertas de empleo público de 2006 y 2007,

Los efectos administrativos derivados de la resolución tendrán carácter retroactivo desde el 28 de octubre de 2009, primer día del plazo otorgado a los aspirantes seleccionados en el proceso selectivo, conforme a lo dispuesto en la Orden de 15 de octubre de 2009 de la Consejería de Justicia y Administración Pública, por la que se nombraron funcionarios de carrera. Los efectos económicos se computan a partir de la fecha en la que comience a trabajar en la administración pública autonómica.