Política

Rufián, un español en Jaén

El diputado de ERC no presumía de independentista cuando visitaba el pueblo de su padre

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián
El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián - EFE
JAVIER LÓPEZ Jaén - Actualizado: Guardado en: Andalucía Jaén

Cuando Gabriel Rufián visitaba La Bobadilla en su primera mocedad no ejercía de independentista catalán. Un vecino de esta entidad local del municipio jiennense de Alcaudete que entabló amistad con el hoy diputado de ERC le recuerda como un chico normal que jamás hablaba de política. Como las conversaciones no giraban sobre el hecho diferencial («éramos jóvenes y era verano») desconoce si se ha radicalizado.

«Para saberlo debería tener como punto de partida su opinión de entonces, pero la desconozco porque en aquella época nos interesaba más la piscina que la política», aclara este vecino, quien al rememorar las visitas de Rufián al pueblo asegura que se prolongaron durante varios años, desde mediados de los noventa a principios de dos mil. En esa época hizo piña con personas de su edad de La Bobadilla, con quienes compartía ocio en las vacaciones estivales y en las de Semana Santa. Tenía buena relación con todos y, por supuesto, no hablaba con ellos en catalán. Salvo que lo hiciera en la intimidad.

El diputado que en la reciente sesión de investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno español provocó una tangana parlamentaria por sus graves acusaciones al PSOE, al que calificó de traidor a la causa de la izquierda, no adquirió pues su estilo bronco en lares andaluces, según se deduce del testimonio de su amigo de juventud, que destaca su comportamiento correcto, en consonancia con el de su familia autóctona, compuesta por personas alejadas del radicalismo ideológico. Y trabajadoras.

Así las define un vecino de Alcaudete, que conoció al padre y, sobre todo, al abuelo paterno de Rufián, «dos buenas personas», calificativo que extiende al resto de la parentela, si bien, según cree, ningún pariente directo del parlamentario republicano reside en la actualidad en la población. Sí le quedan familiares de segundo grado en La Bobadilla. La fuente consultada destaca de éstos su mimetización con el apacible paisaje de esta localidad de la Sierra Sur jiennense, que el diputado ya no visita con la frecuencia de antes.

De hecho, muy pocos del millar y pico de vecinos saben que los ascendentes paternos de Rufián son de La Bobadilla y que él mismo era un visitante asiduo de la población durante las vacaciones. Salvo los amigos de su grupo de entonces, el resto no le reconoce. Ni él, según su antiguo amigo, reconocería el pueblo, dada la transformación que ha experimentado desde que hace 15 años dejó de retornar a la tierra de sus mayores: «Esto se ha desarrollado mucho y bien». Es decir, en dirección inversamente proporcional a como lo ha hecho los modales de Rufián.

Toda la actualidad en portada

comentarios