Alcaldes populares del sector crítico en un acto en apoyo de Miguel Moreno.
Alcaldes populares del sector crítico en un acto en apoyo de Miguel Moreno.
Política

El sector crítico permanecerá en el PP de Jaén a cambio de acuerdos de integración

Exige a las direcciones regional y provincial medidas para resolver la crisis interna

JaénActualizado:

La ruptura ha sido abordada y descartada en la asamblea mantenida hoy en el municipio de Quesada por el sector crítico del PP de Jaén. Los dirigentes reunidos han decidido permanecer en este partido siempre que se alcance un acuerdo "digno y honroso" que propicie la convivencia pacífica en el seno de la formación. Exige en concreto que las direcciones regional y provincial adopten medidas encaminadas a solventar la crisis abierta durante el congreso que eligió como presidente a Juan Diego Requena, el candidato con menos apoyo de la militancia. A partir de ese momento, la estructura se fracturó en dos. Con la particularidad de que los disidentes tienen más peso institucional que los oficialistas.

En la reunión se han barajado tres opciones: permanecer en el PP, concurrir a las elecciones municipales por otra formación (Ciudadanos) o presentarse a los comicios con un partido propio. Finalmente, y dado que la dirección provincial está dispuesta a integrar a los disidentes en la ejecutiva, han optado por la primera alternativa. Tanto más cuanto que, según han expuesto, se sienten comprometidos con el proyecto político popular.

Los críticos consideran que la situación del PP de Jaén es ingobernable porque entienden que la estructura orgánica del mismo no representa al conjunto de sensibilidades de la formación. Aluden de esta manera al alineamiento de la mayoría de los alcaldes y de más de la mitad de los presidentes locales con el sector que abandera el regidor de Porcuna, Miguel Moreno. Debido a esta falta de sintonía el problema se ha agravado, a su juicio, hasta generar sufrimiento en todos los niveles.

De ahí que reclamen actuaciones tendentes a solventar el problema. La prioridad del sector crítico es establecer un marco de convivencia regido por acuerdos políticos que reconduzcan la situación. De no producirse se reservan las actuaciones a seguir. Al respecto, advierten de que si no se alcanza un acuerdo que consideran factible estudiarán las salidas políticas tanto en el ámbito provincial como en el local. Dicho de otro modo: abandonarían la formación.