El desprendimiento del techo se ha producido en la quinta planta
El desprendimiento del techo se ha producido en la quinta planta - ABC
Sanidad

Un techo se desprende en una planta del hospital Doctor Sagaz de Jaén

La CSIF denuncia que el deterioro obedece al objetivo de la Junta de desmantelar este centro público

JaénActualizado:

El sector de sanidad de la CSIF Jaén denuncia el deterioro del hospital público Doctor Sagaz de Jaén, acrecentado por las lluvias del pasado 6 de mayo, que incidieron en la quinta planta, donde se encuentran aulas de formación. De sus techos se desprendieron placas de yeso. Si no causaron daños personales se debió, según el sindicato, a que estas salas del centro de enfermos crónicos no son utilizadas.

El delegado sindical de la CSIF en el complejo hospitalario de Jaén, Fernando Romero, ha resaltado que si se llevara cabo un mantenimiento adecuado no se habría desprendido, previsiblemente, parte del techo. Romero ha aclarado que los otros dos hospitales de la ciudad requieren una puesta a punto, pero el Doctor Sagaz precisa una reforma estructural.

La estrategia de la dejadez, del abandono, que, en su opinión, desarrolla el Servicio Andaluz de Salud de la Junta de Andalucía (SAS) se traduce no sólo en el desprendimiento parcial del techo, sino también en la imagen de suciedad del hospital, cuyo tejado está invadido por las malas hierbas. Además, tiene canalones rotos y nidos de palomas entre sus tejas.

El edificio está prácticamente en descomposición, según Romero, que ha aludido también a la incidencia de la lluvia en la galería de la cuarta planta, donde los operarios tuvieron que achicar agua urgentemente, dado que las ventanas de las habitaciones de los enfermos dan a este espacio

La CSIF también ha denunciado la insalubridad que ocasionan los murciélagos en la galería de la quinta planta, donde abundan los excrementos de estos mamíferos. En este sentido, el delegado sindical ha calificado de inconcebible esta situación que perjudica los pacientes, a sus familiares y a los trabajadores. Para Romero, el hecho de que el SAS no responda a sus denuncias se debe a que tiene como objetivo el desmantelamiento del hospital.