Pancarta instalada por los jornaleros en la finca de Jaén ocupada
Pancarta instalada por los jornaleros en la finca de Jaén ocupada - ABC
Sociedad

TeleSur acusa al Gobierno de España de ordenar el desalojo de Cerro Libertad de Jaén

La televisión bolivariana defiende que los jornaleros hayan ocupado este olivar jiennense

JaénActualizado:

La televisión bolivariana TeleSur responsabiliza al Gobierno español de la orden de desalojo de la finca de olivar ocupada desde hace más de un año por campesinos adscritos al Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT). La información de este medio, participado por diversos gobiernos hispanoamericanos, entre ellos el de Venezuela y el de Cuba, alude a que el pueblo de Andalucía ha recuperado una finca agraria abandonada, si bien omite que nunca ha sido de su propiedad.

En realidad, la propietaria de la finca el aguardentero, bautizada por lo civil, tras la ocupación, como Cerro Libertad, es la entidad financiera BBVA, que la adquirió por el procedimiento del embargo. Su gran extensión, 70 hectáreas, donde hay plantados en torno a 7.000 olivos, y la negativa de los jornaleros a desalojarla la han convertido en un símbolo de la resistencia, apuntalado por lospuños en alto, el tremolar de banderas comunistas y las barricadas levantadas para impedir que la Guardia Civil notifique la orden judicial.

La noticia de TeleSur, cadena fundada en 2005 por el Ministerio del Poder Popular para la comunicación de Venezuela, incide en que la ocupación ha propiciado que familias empobrecidas de Andalucía hayan conseguido un trabajo digno. De hecho, para este medio de comunicación el allanamiento es una forma de reivindicar la dignidad del pueblo andaluz, cimentada en que la tierra debe de ser para quien la trabaja.

El desalojo, dada la separación de poderes en España, no ha sido ordenado por el Gobierno, que carece de competencias, sino por un juez de Jaén que ha aplazado en dos ocasiones la expulsión de los okupas, quienes residen, según la información de TeleSur, en una de las provincias menos desarrolladas de la Unión Europea. En este sentido, hace hincapié en el elevado desempleo y en la supeditación de la economía jiennense al sector agrario.

El freno al desalojo de la finca el Aguardentero es considerado un éxito por el SAT, que, no obstante, recela de las fuerzas del orden, por lo que mantiene un retén permanente formado por campesinos que, además de evitar que le expulsen, llevan a cabo un proyecto de agricultura ecológica que ha generado miles de jornales, según expone esta formación.