Jaén

El tranvía de Jaén, el gran olvidado

La meteorología y el vandalismo se ceban contra esta infraestructura de 120 millones de euros

El deterioro del césped artificial refleja el estado de abandono
El deterioro del césped artificial refleja el estado de abandono - ABC
JAVIER LÓPEZ Jaén - Actualizado: Guardado en: Andalucía Jaén

El Ayuntamiento de Jaén y la Junta de Andalucía han modificado su estrategia política respecto al tranvía, que lleva cinco años sin utilizarse. Tras años de enfrentamiento directo han optado ahora por no sacar las uñas en la disputa. Ambas administraciones mantienen planteamientos opuestos, pero de cara a la galería han suavizado el tono de las acusaciones. En la práctica, sin embargo, la falta de acuerdos se refleja en el estado de abandono de esta infraestructura que costó en torno a 120 millones de euros. Al deterioro del césped artificial en una parte del itinerario, causado por las inclemencias meteorológicas, y a la suciedad se añade ahora el vandalismo.

Una pintada soez llevada a cabo en una céntrica marquesina evidencia que los vándalos acechan la infraestructura. La vigilancia en las cocheras del tranvía ha impedido por el momento que desvalijen su interior, a diferencia de lo que ha ocurrido con otros proyectos inconclusos, como el del parque acuático municipal o la nave de comida precocinada financiada con fondos públicos. No obstante, la falta de mantenimiento es una invitación al grafiti y a la utilización de las vías para estacionar. De hecho, sobre los raíles del tranvía aparcan sus vehículos a diario centenares de conductores.

Pintada soez en una de las marquesinas
Pintada soez en una de las marquesinas- ABC

La situación mejorará previsiblemente si el Ayuntamiento cumple su compromiso de licitar la asistencia técnica del tranvía durante la próxima primavera. Al respecto, el equipo de gobierno del PP ha anunciado que consignará una partida de 1,5 millones de euros para este cometido en los presupuestos para este año. Sin embargo, este gasto está supeditado a que el consistorio llegue a un acuerdo con la Junta para la financiación de la puesta en funcionamiento de este medio de transporte.

Deuda municipal de 600 millones de euros

El problema es que la Administración Local, lastrada por una deuda superior a los 600 millones de euros, carece de capacidad financiera y que la Administración Autonómica se niega a asumir en solitario la inversión.

Un estudio elaborado por el Ayuntamiento en la etapa como alcalde de José Enrique Fernández de Moya cifró en aproximadamente seis millones el coste anual de la explotación. Por esta razón, decidió, dada la gravedad de la situación económica municipal, no ponerlo en funcionamiento cuando llegó al poder. En su opinión, repercutiría económicamente en el usuario, ya que para rentabilizar la inversión haría falta cobrar el billete por encima de los dos euros para un trayecto de cinco kilómetros. El actual secretario de Estado de Hacienda sondeó la posibilidad de que la iniciativa privada explotara el tranvía, pero una importante empresa catalana del sector decidió no asumir el riesgo tras analizar la operación.

En aquella época las pésimas relaciones entre José Enrique Fernández de Moya y la presidenta de la Junta, Susana Díaz, no propiciaron el marco idóneo para las negociaciones sobre el tranvía, si bien tampoco se ha avanzado significativamente tras el acceso a la Alcaldía de Javier Márquez, cuyo talante no ha sido suficiente como para que el Gobierno andaluz asuma la financiación, aunque el consejero de Fomento, Felipe López, ha expresado que su departamento está dispuesto a asumir el 40% del déficit de explotación y, previamente, a a colaborar en la inversión que requiera la puesta a punto del servicio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios