Tramo del tranvía de Jaén
Tramo del tranvía de Jaén - ABC
Infraestructuras

El tranvía de Jaén queda en manos de la Junta

Acuerdo a tres bandas para que el sistema de transporte funcione antes de final de año

JaénActualizado:

El tranvía de Jaén retornará previsiblemente a los railes tras ocho años en boxes antes de que concluya 2018. El acuerdo a tres bandas alcanzado entre el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y la Diputación hará posible que previsiblemente los ciudadanos utilicen este sistema de transporte en los próximos meses. La falta de recursos económicos ha motivado que el consistorio se desprenda de esta infraestructura en favor de la administración autonómica.

La Junta asumirá el 75% del déficit que genere el coste de explotación anual, cifrado en un máximo de 1,8 millones de euros. El resto lo sufragará el Ayuntamiento, mientras que la Diputación aportará 400.000 euros anuales al insertar publicidad en el tranvía. Aparentemente el consistorio jiennense se beneficia, pero políticamente queda tocado porque cede a la administración autonómica una infraestructura valorada en 128 millones de euros.

Para alcanzar el acuerdo ha sido preciso que la Junta de Andalucía dote de carácter metropolitano a este sistema de transporte, hasta ahora urbano, aunque en realidad no haya transitado por la ciudad desde que en mayo de 2011 el recién elegido alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, del PP, impidiera su funcionamiento porque, en su opinión, elevaría aún más la deuda municipal, que ahora ronda los 600 millones de euros.

A diferencia de su antecesor, el actual alcalde, Javier Márquez, también del PP, ha propiciado la recuperación del tranvía sin que su explotación redunda negativamente en el erario municipal. Aparentemente, ha cuadrado el círculo, si bien se despoja de uno de los mayores activos del patrimonio municipal. Y posibilita, además, que saque pecho su posible rival para la alcaldía, Julio Millán, del PSOE, quien propuso que la Junta se quedara a cargo de la gestión.

Además, otro rival directo del PP, Ciudadanos, también tiene razones para brindar por el acuerdo, dado que la mediación de su presidente andaluz, Juan Marín, ha sido decisiva para desbloquear la situación al propiciar que el Gobierno autonómico priorizara la puesta en funcionamiento del tranvía. Una fuente de esta formación resalta la labor realizada por su portavoz parlamentario, al tiempo que critica la tardanza de populares y socialistas en resolver el problema.