Un jugador recrea una batalla con un fusil de pega
Un jugador recrea una batalla con un fusil de pega - ABC

La Policía sorprende a 60 personas practicando «airsoft» en zona prohibida

Actualizado:

La Policía Local de Málaga ha llevado a cabo una investigación a través de la cual se ha identificado a un hombre de 48 años que, al parecer, se lucraba ilícitamente con la práctica de «airsoft» -una actividad de estrategia similar al «paintball», pero con réplicas fieles de armamento-. En el momento de la intervención, se encontraban en el lugar 60 personas.

Las indagaciones indicaban que los fines de semana se reunía un numeroso grupo de personas para practicar «airsoft» en la finca Santa Tecla de Churriana, según ha informado en un comunicado la Policía Local.

La investigación culminó el pasado mes de marzo cuando policías locales del Grupo de Protección de la Naturaleza (Gruprona) y de la Jefatura de Churriana se personaron en el lugar comprobando que en el interior del cortijo había unas 60 personas, todas ellas con uniformes tipo militar y portando armas accionadas por aire comprimido, algunas de ellas réplicas de armas de guerra.

Asimismo, los agentes observaron que se encontraban perfectamente organizados en dos grandes grupos, diferenciados con brazaletes rojos y azules. En toda la zona, además, estaban esparcidas gran cantidad de pequeñas bolas de polímeros no biodegradables, que, por tanto, podrían ocasionar daños en el entorno.

A seis euros la entrada

Los policías locales identificaron a la persona que se encontraba al frente de la actividad, que manifestó que se trataba de una reunión sin ánimo de lucro. Sin embargo, los agentes pudieron comprobar que cobraba una entrada de seis euros por persona, así como que alquilaba armas a quien las necesitara a un precio de 15 euros cada una.

Igualmente, comprobaron que carecía tanto de la preceptiva licencia para llevar a cabo la actividad comercial como del seguro colectivo de responsabilidad civil obligatorio para caso de accidente, con el agravante de que se detectaron elementos dentro de la parcela que podían resultar peligrosos para los participantes y edificaciones con peligro de desprendimiento, siendo denunciado en acta por dichas infracciones.

También revisaron la documentación de algunas de las armas portadas por los asistentes, resultando intervenidas, además de cargadores, paquetes y botes de bolas, un total de cinco réplicas de armas reales, concretamente un fusil de asalto 'kalashnikov' y tres rifles y una pistola automáticos, todos ellos accionados por aire comprimido, ya que carecían de la necesaria autorización municipal.

Todo ello ha sido remitido al Subgrupo de Armamento de la Policía Local de Málaga para su posterior tramitación y depósito, han precisado desde este cuerpo.

Armas intervenidas a menores

Además, cuatro de las armas fueron intervenidas a tres menores, dos de ellos de sólo 11 años, encontrándose el responsable de los mismos también participando en la actividad, y uno de 14.

Aparte de no encontrarse debidamente acondicionado para el desarrollo de la actividad, el lugar se encuentra catalogado en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Málaga como jardín paisajista realizado mediante el uso de especies tropicales y subtropicales en conjunción con mediterráneas y europeas.

De todo lo actuado se remitió el correspondiente informe al Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Málaga, al objeto de valorar el hecho de que se hubiesen podido causar daños en el entorno como consecuencia del desarrollo de dicha actividad.