Caso Fergocon Rebajan de once a menos de tres años y medio las penas solicitadas para Julián Muñoz y Del Nido

El fiscal pide ahora pide tres años y medio para el exregidor marbellí y otros dos años y tres meses para el letrado, además de retirar la acusación para uno de sus hermanos

La Fiscalía ha reducido las penas solicitadas a Julián Muñoz y José María del Nido
La Fiscalía ha reducido las penas solicitadas a Julián Muñoz y José María del Nido - EFE

La Fiscalía Anticorrupción ha rebajado las penas solicitadas para el exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz y el letrado José María del Nido en el caso «Fergocon», sobre presuntas irregularidades en contrataciones de obras por parte del Ayuntamiento marbellí. Así, ahora pide dos años y tres meses de prisión para Del Nido y tres años y medio para el exregidor. Además, ha retirado la acusación para uno de los hermanos del letrado y para otra acusada.

En su escrito de conclusiones definitivas, presentado este lunes ante la Sección Octava de la Audiencia de Málaga, que juzga desde el 2 de septiembre este caso, el fiscal solicita dos años y tres meses de prisión para Del Nido, frente a los 11 años de cárcel que pedía inicialmente, al tener en cuenta la atenuante de reparación del daño y de dilaciones indebidas. Se le acusa de los delitos continuados de malversación, falsedad y prevaricación administrativa.

En el caso de Muñoz, que ha acudido este lunes a la sesión y para el que también solicitaba al principio 11 años de cárcel, el ministerio fiscal pide ahora que se le imponga tres años y medio de prisión por los mismos delitos, al estimar que debe tenerse en cuenta las dilaciones indebidas en el procedimiento, circunstancia que también insta a que se aplique al resto de los procesados, para los que, igualmente, pide menos penas de cárcel.

Así, para Óscar del Nido, la Fiscalía baja su petición de 10 años y medio de prisión a dos años y tres meses, al considerar que como en el caso de su hermano se debe aplicar las dos atenuantes, reparación del daño y dilaciones indebidas. Para los exediles Antonio Luque y Vicente Manciles -que en esa época actuaba como coordinador de obras- pide tres años y medio y cuatro años de prisión, respectivamente.

Además, ha retirado la acusación respecto de Juan José del Nido, que se enfrentaba inicialmente a una petición de 10 años de cárcel; al igual que ha hecho el Ayuntamiento marbellí, personado como acusación particular, por lo que éste ha sido absuelto y ha podido abandonar la sala. Aunque el fiscal la ha retirado también respecto de la expareja de Óscar del Nido, ésta continúa en el proceso ya que sigue acusada por el Consistorio.

En cuanto a la responsabilidad civil, se fija ahora en 1,4 millones de euros de la que responde la empresa Fergocon y los procesados. Asimismo, el fiscal ha pedido que se adopten medidas cautelares respecto de los acusados, menos para Del Nido y Muñoz, que ya están en prisión, y otro; instando a que los demás comparezcan cada semana, se les retire el pasaporte y se les prohíba salir de España. La Sala ha rechazado estas peticiones.

En cuanto al Ayuntamiento de Marbella, también se han realizado modificaciones de su acusación inicial y pide que se aplique la atenuante de dilaciones indebidas a todos los acusados, igual que el fiscal, con lo que supone una rebaja de la pena; pero no estima que exista reparación del daño en el caso de Del Nido ni de su hermano, atendiendo a los informes emitidos por los actuales secretario e interventor municipal.

Por esto, solicita cinco años de cárcel para el letrado sevillano y cinco años y medio para Julián Muñoz, mientras que considera que Óscar del Nido debe ser condenado a cuatro años y medio de prisión. Para los dos exconcejales pide cuatro años de cárcel y la responsabilidad civil por las facturas emitidas supuestamente irregulares, más el IVA, la fija en 2,5 millones de euros.

Los hechos

El juicio continúa este martes con las conclusiones definitivas de la mayoría de las defensas y se prevé que haga su informe final el fiscal, quien en su escrito recoge el reconocimiento de los hechos realizado por Del Nido y su hermano respecto a que cuando se hacían los pagos a la empresa Fergocon, era Óscar del Nido el encargado de «sacar los fondos y de distribuirlos en tres partes, una para Julián Muñoz, otra para José María del Nido y otra para él mismo».

El ministerio público considera en su escrito que desde que Jesús Gil accedió al Gobierno de Marbella «se maquinó y ejecutó un procedimiento de huida del derecho administrativo tanto en la esfera de la organización municipal como en contrataciones públicas», para lo que se creó un entramado de sociedades municipales instrumentales que supuso una organización municipal paralela, en la que se anteponía el interés particular.

En 2001 y 2002, años de las supuestas facturas irregulares analizadas en esta causa, el ministerio público señala que los acusados formaban parte de esa estructura; en concreto, Muñoz, como alcalde accidental y delegado de Obras; y Del Nido, como director de los servicios jurídicos. Cada acusado tenía un papel, pero «todos eran conocedores de la situación jurídica artificialmente creada» y percibían retribuciones según el lugar que ocupaban.

Anticorrupción señala que la actuación de los acusados «se desarrolló de forma permanente, consciente y organizada en perjuicio de los intereses públicos» de Marbella. Se crearon dos sociedades municipales, una de ellas con la función de meramente «instrumental» para «prestar cobertura y apariencia jurídica lícita a los actos ilícitos proyectados y ejecutados desde el Ayuntamiento por Muñoz y Del Nido».

Los acusados, dice el ministerio público, sabían que la empresa era «el medio para la consumación de un fraude millonario a los ciudadanos de Marbella». Respecto a Del Nido, apunta que tuvo en esos años una posición «preponderante» en el Ayuntamiento, convirtiéndose «de facto» en una de las personas de mayor influencia y decisión junto con Julián Muñoz, y siendo «artífice y director» de decisiones municipales, no sólo jurídicas sino en general.

La empresa Fergocon se creó «con el fin exclusivo de realizar obras para el Ayuntamiento de Marbella, así como para canalizar el traspaso de bienes de propiedad municipal a favor de los hermanos Del Nido y de Julián Muñoz». Los principales acusados, señala el fiscal, se pusieron de acuerdo para la adjudicación directa de obras y servicios a dicha sociedad, para la aparente ejecución de dichas actuaciones y para el pago de las facturas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios