Albert Rivera visitó Mijas Pueblo / J.J.M.
Albert Rivera visitó Mijas Pueblo / J.J.M.
CASO MIJAS

Albert Rivera pide «a los del contrabando de concejales» en Mijas que «acepten la realidad»

El líder de Ciudadanos entró de lleno en la presunta compra de voluntades en el Ayuntamiento y destacó las dos comisiones de investigación puestas en marcha desde que gobiernan el municipio

MIJASActualizado:

Albert Rivera no estuvo en Mijas de paso. El líder de Ciudadanos visitó la ciudad en uno de los momentos más complicados en la política municipal. Arropó a Juan Carlos Maldonado, alcalde que pertenece a su formación, y no rehuyó hablar de la supuesta compra de voluntades en el Ayuntamiento de Mijas. «A los del contrabando de concejales les pedimos que acepten la realidad», explicó Rivera en la noche del pasado jueves desde el Teatro de Las Lagunas, uno de los tres núcleos de población que conforman la localidad de la Costa del Sol.

«Nos han sorprendido con una cosa que es el caciquismo del siglo XIX», reseñó el líder de Ciudadanos, en referencia al presunto ofrecimiento –investigado por la Fiscalía– de Santiago Martín, concejal del PP de Mijas, a Francisco Martínez, edil de Podemos, de un puesto de trabajo a cambio de que el último firmara una moción de censura contra el cogobierno de Ciudadanos y PSOE. «Algunos lo tienen en el ADN. Los caciques siguen existiendo», reprochó Rivera, sacando la página del diario provincial al que Martínez filtró las grabaciones, donde también se le ofrecía librarse de una denuncia por una supuesta irregularidad en su asignación de 42.000 euros como portavoz de la oposición.

El presidente de Ciudadanos estuvo en visita oficial en Mijas, donde conoció la ermita de la Patrona, la Virgen de la Peña, y donde remarcó que, tras conocerse la noticia, en el PP le pidieron «prudencia». «Hoy ha dimitido el concejal. Ahora nosotros le pedimos prudencia y decencia», afirmó Rivera. «No se pongan nerviosos, acepten la realidad, que con Ciudadanos esto no va a volver a pasar», vaticinó el líder naranja, que espetó: «Dejen que otra gente decente gobierne».

Rivera destacó el gobierno de Mijas como «un ejemplo para 2019» y resaltó el hecho de que Maldonado pidiera auditorías municipales sobre la gestión del Partido Popular –entonces su socio de gobierno–. «Si alguien ha metido la mano hay que saberlo y dónde la ha metido», apuntó Rivera, que llamó a proteger el color naranja y las siglas del partido para que «estén libres de oportunismo».

«Mijas tiene deuda cero. Se está liquidando la deuda del PP y van a tener superávit. No se gasta más de lo que se tiene», abundó el líder de Ciudadanos, quien destacó que en el Ayuntamiento se hayan montado, desde que gobierna su formación, dos comisiones de investigación. Por un lado, la que trata de dirimir responsabilidades sobre la gestión del hipódromo y, por el otro, la de la causa de las subastas de viviendas ilegales en la localidad, de la cual Francisco Martínez –concejal de Podemos al que presuntamente se intentó sobornar– es el presidente.