ACOSO ESCOLAR

Arrestados cuatro menores por acoso escolar en un instituto de Fuengirola

El caso coincide con la agresión a una niña en Estepona. La Junta dice que los casos son «aislados», pero que «preocupan muchísimo»

MÁLAGAActualizado:

La Policía Nacional detuvo a cuatro menores por un presunto caso de acoso escolar en Fuengirola. Según publicó Diario Sur, Los menores hacían la vida imposible a un compañero en el Instituto Mercedes Labrador de Fuengirola. El caso lo destapó una denuncia del propio padre al centro. La directora puso los hechos relatados por el progenitor en conocimiento de la Policía Nacional, que ha efectuado las detenciones tras tomar declaración al padre del menor para averiguar qué era lo que le sucedía al alumno presuntamente acosado.

Los testimonios revelados relatan como el adolescente venía sufriendo insultos y amenazas por parte de tres compañeros de instituto y de un cuarto menor, que es alumno de otro centro. Según los relatos del padre, en una ocasión, los cuatro detenidos habrían llegado a colocar una navaja en el cuello de la víctima. Este hecho fue el que determinó la actuación policial y descubrió un presunto episodio «bullying» del que el mismo padre habría sido testigo.

Según desvela Diario Sur, una de las veces que el padre se disponía a recoger al menor en el centro observó cómo un chico se aproximaba hacia su hijo y, por el camino, se iba colocando la capucha de la sudadera. El padre aseguró que, tras abordarlo, lo amenazó y trató de golpearlo. Al ver la escena, el padre salió del coche y se dirigió inmediatamente al lugar donde se encontraban los dos menores. Según contó el progenitor a los agentes, el supuesto acosador se marchó al verlo llegar, pero le dijo: «¿Y tú qué? ¿Me vas a tocar? Ándate con cuidado tú también».

Tras estas revelaciones la Policía decidió detener a los menores, a los que se les está investigando por un delito de «amenazas graves». En centro, con el que no ha sido posible contactar en toda la mañana, activó el protocolo contra el acoso escolar y ha tomado medidas, como el cambio de clase y la expulsión varios días de los alumnos denunciados. «La denuncia de los hechos se produjo hace un mes, se está llevando a cabo una investigación y ya se han tomado todas las medidas pertinentes», apuntan fuentes de la investigación.

Este hecho coincide con la agresión que fue grabada a una niña en la puerta de un instituto de Estepona. El video fue difundido por WhatsApp y la Policía ha identificado a 14 menores que estaban en el lugar de los hechos, tanto presenciando la agresión como participando en la misma. En este caso no se han producido detenciones, ya que se ha determinado que los menores son «inimputables». «Este tema no está muy claro y la Policía prefiere no hablar sobre lo sucedido», explican fuentes policiales consultadas por este periódico.

Con los dos casos sobre la mesa, la Junta de Andalucía ha querido hacer una valoración sobre el acoso escolar en la comunidad. «Representan casos aislados. Creo que hay que tratarlo con la misma seriedad y rigor que cualquier otro tipo de cosa», ha reseñado la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, quien ha añadido que estos episodios les «preocupa». «Nos está preocupando muchísimo», ha remarcado la consejera, quien ha defendido que «un caso que ocurra es tan importante como si fueran muchísimos más, por eso tenemos que seguir luchando».