Carroza del atropello mortal de Málaga en 2013
Carroza del atropello mortal de Málaga en 2013 - ABC
SEGURIDAD

El decálogo de la policía local para evitar tragedias en las cabalgatas

La Asociación de jefes de la Policía Local de Andalucía aportan medidas de seguridad a los municipios tras los últimos sucesos trágicos

MÁLAGAActualizado:

La Policía Local de Andalucía no quiere que vuelva a haber un niño atropellado como sucedió en Málaga en 2013, ni tampoco un accidente mortal como el del joven de Níjar (Almería) en 2015. La mayor celebración infantil del año no puede acabar en tragedia y los policías quieren blindar esta fiesta ante los accidentes. «Tras lo de Málaga, la Federación Española de Municipio y Provincias (FEMP) hizo un decálogo de seguridad en 2013. Luego, una serie de expertos nos hemos reunido a puerta cerrada para desarrollarlo. Ahora vamos a consensuar los criterios de seguridad con todos los jefes de Policía de Andalucía para que se aplique en cada localidad», explica José María Martínez, intendente Mayor de la Policía Local de Málaga y el secretario de Formación de la Asociación de Jefes y Directivos de las Policías Locales de Andalucía (Ajdepla).

Se trata de hacer que las cabalgatas sean más seguras. Se va a presentar un modelo de «coordinación transversal» con todas las áreas municipales implicadas en cada localidad. En una jornada que se celebra hoy en el Museo Ruso de Málaga se va a desgranar la organización, planificación, ejecución y control de estos dispositivos, en los que no sólo participa la Policía Local, sino también diferentes técnicos municipales, responsables de Seguridad Ciudadana, Fiestas o Servicios Operativos y agentes de otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. «Se tiene que ver como se aplica a cada población. No es lo mismo un dispositivo en una ciudad como Málaga con 900 efectivos que un pueblo pequeño donde sólo hay cuatro agentes», reseña Martínez.

En cada caso, los asistentes se llevarán una idea de cuáles son los peligros y qué es lo que hay que hacer para evitar los riesgos. «Debemos poner todos los medios posibles, sabiendo que reducir el riesgo al cien por cien es imposible», apunta el intendente malagueño, quien añade que es una celebración a la que acuden miles de personas «en la que el 60 por ciento de los están son un público infantil». Razones para extremar la precaución.

El dispositivo que se lleva a cabo en las cabalgatas es el más importante que se ejecuta en muchos municipios en todo el año. El desfile conlleva de por sí la activación del plan de seguridad municipal, que es obligatorio tenerlo desarrollado y actualizado cada año. Esto hace que, en caso de no poder evitar el problema, la actuación sea lo más rápida posible. Este plan señala, por ejemplo, las zonas de evacuación y los puntos de atención sanitaria. Pero lo que se trata de que no haya incidentes, para lo que se propone una batería de medidas como evitar cuestas y curvas o no subir a los niños pequeños a alturas excesivas.

Para saber todo esto, Ajdepla diseña unas jornadas de formación «para el desarrollo de las funciones policiales». Quieren dar un empujón enfocándose en la operatividad y funcionalidad de este tipo de eventos. «Luego se puede extrapolar a otras actividades similares que se organizan durante el año, como las cabalgatas de Carnaval», remarca Martínez.