La Guardia Civil detiene a un profesor por abusos a una menor - ABC
ABUSOS SEXUALES

Detenido por abusar de su alumna de 12 años durante tres cursos en Málaga

La menor se enfrentó a su agresor y este la acosó con 3.000 llamadas telefónicas, mensajes y cartas de amor

MÁLAGAActualizado:

No sólo abusaba de ella sexualmente de manera continuada durante tres años, también la tenía sometida a un férreo control. Le imponía lo que debía hacer y cuando la chica de 12 años se rebeló, comenzó otro infierno. La presionó y persiguió, llegando a amenazar a los chicos que hablaban con ella. Dejando un registro de 3.000 llamadas telefónicas, mensajes y cartas de amor en el año siguiente al que la chica se negara a seguir siendo objeto los abusos. La persecución del agresor llegó hasta las redes sociales donde la niña tenía perfil. «Mostrando unos celos enfermizos», según los investigadores. Por esto, ha sido detenido por la Guardia Civil un profesor en la provincia de Málaga –no se facilita la ubicación exacta para preservar la identidad de la menor–.

Al docente se le acusa de abusos sexuales continuados a una menor del centro donde impartía clases, acoso sexual y corrupción de menores y de otro de acoso. La investigación se inició tras la denuncia de la madre de la menor, la cual manifestó que su hija había sufrido abusos sexuales continuados por parte de su tutor en el colegio. Los agentes exploraron a la menor y, desde el primer momento, dieron credibilidad a su relato, gracias a la riqueza y amplitud de datos descriptivos que aportó sobre las circunstancias en las que se cometieron los abusos. Fue cuando comenzaron a practicar las diversas pesquisas y gestiones para identificar al docente.

Se pudo confirmar la veracidad de los hechos denunciados. Los investigadores pusieron de manifiesto cómo el citado profesor habría abusado de la confianza de la menor. También de su superioridad dentro del marco de la relación docente-alumna para conseguir su propósito durante más de tres años consecutivos.

Comprobaron que el tutor sometió a su alumna a un fuerte control de sus actividades, imponiéndole una serie de obligaciones diarias para saber en todo momento qué hacía y con quién se encontraba.

La victima nunca contó lo que sucedía, ni tan siquiera a sus padres, y acató las órdenes del profesor. Sin embargo, según la Guardia Civil, cuando la menor tomó verdadera conciencia de la situación en la que se hallaba, decidió enfrentarse a su agresor y cesar los abusos que estaba sufriendo. Comenzó el infierno del acoso con las llamadas incesantes y la persecución. Amenazas a sus conocidos y seguimiento continuo en las redes sociales de las que era usuaria.

Tras coordinar las actuaciones con la autoridad judicial, Se produjo la detención y se ha practicado el registro de su domicilio, donde se han aprehendido numerosos dispositivos de almacenamiento digital, discos duros y ordenadores, entre otros efectos relacionados con estos hechos, que serán sometidos a estudio para saber qué contienen.

La investigación continúa abierta ante la posibilidad de la existencia de más víctimas. Está siendo llevada por agentes del Grupo EMUME (Equipo Mujer-Menor) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga.