UN ENLACE MISTERIOSO

La «doble boda» que permitió dar vacaciones a la hija del concejal de Ronda

Pudo gestionar el permiso de matrimonio con el SAS al retrasarle la alcaldesa la fecha oficial del enlace

Un detalle de la finca donde se celebró la boda de la hija del concejal el sábado 17 de junio
Un detalle de la finca donde se celebró la boda de la hija del concejal el sábado 17 de junio - ABC
FRANCIS MÁRMOL Málaga - Actualizado: Guardado en: Andalucía Málaga

En las fotos, los engalanados invitados regalan sonrisas a los casaderos y los novios derrochan complicidad en las miradas. Los cónyuges son jóvenes y se muestran ufanos y exultantes de felicidad. El marco donde se desarrolla el enlace —un soleado sábado 17 de junio— es ideal, bucólico, en la Finca Casa Rural Huerta del Tajo de Ronda, bajo uno de los monumentos arquitectónicos más turísticos de España.

El padre de la novia, dueño también del lugar de celebración, es José María Jiménez Gil, un concejal del equipo de Gobierno de la actual alcaldesa rondeña. La socialista Teresa Valdenebro, vestida y tocada para la ocasión, oficia además la ceremonia civil, contenta de casar a unos amigos. Luego, tras las nupcias, los novios tomarán las maletas y se marcharán a Nueva York de luna de miel.

La escena es normal y repite las típicas pautas de celebración de cualquier otra boda si no fuera por el sorprendente hecho de que el acta matrimonial está firmada por la alcaldesa como si el enlace no se hubiese desarrollado el sábado 17 de junio, sino el miércoles 21: es decir, cuatro días después de la celebración —que aparece ampliamente reflejada en las redes sociales de la pareja—. Un miércoles laborable con la misma finca como escenario —según reza el acta— y a las 13.30, al margen de la agenda institucional que tenía que cubrir la regidora, que ostenta la vara de mando merced a una moción de censura que desbancó al PP en 2016.

¿Por qué se produce este «baile» de fechas de todo punto anómalo, como corroboran varios concejales habituados a celebrar bodas preguntados por este periódico? Oficialmente, no hay ninguna explicación. ABC ha intentado en reiteradas ocasiones recabar una justificación por parte de la alcaldesa o portavoces autorizados del equipo de gobierno rondeño. Pero en todas ellas la respuesta ha sido la misma:«No se van hacer declaraciones sobre este tema».

La alcaldesa de Ronda, en la boda
La alcaldesa de Ronda, en la boda- ABC

Pero hay una segunda derivada que podría explicar este desfase. Curiosamente, el acta del miércoles está firmada el mismo día en que la contrayente debía comenzar un contrato laboral eventual de tres meses como enfermera en la UCI del nuevo Hospital de Ronda. Envidiablemente cerca de casa.

Según diversas fuentes, retrasar la fecha oficial de la boda esos cuatro días podría haber servido a la novia para disfrutar de unas vacaciones remuneradas de 15 días con cargo al erario público. El día 21 Laura, la hija recién casada del concejal socialista, tendría que haberse incorporado a su puesto en el citado centro hospitalario para cubrir el contrato que había conseguido.

Ello le hubiera impedido lógicamente marcharse de luna de miel como tenía previsto y como diversas fuentes aseguran que hizo. Pero atrasar al día 21 la fecha oficial de la boda, con el contrato ya iniciado, sí que le da pie a solicitar el permiso retribuido de quince días que a cualquier trabajador con contrato en vigor le corresponde por contraer nupcias.

Tanto fuentes sindicales como colectivos profesionales preguntados por ABC son tajantes a la hora de rechazar que sin haber iniciado la relación contratual con el Servicio Andaluz de Salud el futuro empleado tenga derecho a solicitar esas vacaciones. «Si no ha comenzado el contrato, estaríamos hablando de un derecho que aún no ha sido adquirido», asegura una de estas fuentes.

Según los documentos a los que ha tenido acceso este periódico, Laura Jiménez sí que pidió el permiso por matrimonio al SAS con un formulario tipo el pasado 15 de junio. Es decir, dos días antes de su boda. En el escrito consta la indicación de que «el hecho causante» de la petición del permiso es que se va a casar el día 21, cuando ya se encontraba de viaje nupcial. En ese mismo documento aparece consignado que está pendiente de «entregar el certificado de matrimonio o certificado de inscripción en el registro de parejas de hecho».

El artículo 13 del Manual de vacaciones, permisos y licencias del personal de centros e instituciones sanitarias del Servicio Andaluz de Salud, estipula sin embargo que el permiso ha de solicitarse con al menos veinte días de antelación. Un extremo que ya en este caso no se cumplía.

Según fuentes consultadas por este medio, y según las pruebas que existen en redes sociales se confirma de manera irrebatible que el día de la celebración del convite fue el 17 y no el 21. Así lo demuestran, además de las fotografías, múltiples felicitaciones que recibe la pareja.

Entre ellas y de manera destacada, aparecen las de los fotógrafos que retrataron el enlace o la del grupo musical que amenizó la fiesta. El día 18, domingo, escriben en su muro de Facebook:«pedazo de boda donde estuvimos! Podéis estar orgullosos de la calidad humana de vuestro grupo de amigos! Muchísimas gracias a los novios por hacernos participe del día de ayer, os deseamos toda la felicidad del mundo en esta nueva etapa».

Toda la actualidad en portada

comentarios