TERRORISMO

Estepona dedica un parque a Miguel Ángel Blanco

El municipio le recuerda con un espacio en su callejero cuando se cumplen dos décadas del secuestro y asesinato por ETA

Javier Rojo y José María García Urbano inauguran el parque Miguel Ángel Blanco
Javier Rojo y José María García Urbano inauguran el parque Miguel Ángel Blanco - ABC
J.J. MADUEÑO Estepona - Actualizado: Guardado en: Andalucía Málaga

Perdurará por siempre en la memoria aquel 13 de julio de 1997. Francisco Javier García Gaztelu «Txapote» apretaba el gatillo. Dos tiros en la nuca acabaron con la vida de Miguel Ángel Blanco. Irantzu Gallastegi Sodupe le había secuestrado en Ermua para exigir, a cambio de la vida del edil popular, el acercamiento de los presos a territorio vasco. El chantaje debía cumplirse en 48 horas, tras las cuales las balas sacaron a España a la calle. Manos blancas y un grito unánime de «¡Basta ya!». Todo el mundo era Miguel Ángel Blanco, aquel chaval de 22 años se acababa de convertir en el ícono de un pueblo que había perdido el miedo. «ETA dispara, aquí tienes mi nuca», se repetía en las calles de todo el país. El terror comenzó a perder una guerra que, 20 años después, sólo espera una rendición, cuando sigue presente aquella muerte. Estepona es el último municipio que se ha sumado al reto de hacer eterno aquel sacrificio.

El nombre de Miguel Ángel Blanco ya figura en el callejero de la localidad de la Costa del Sol. Un nuevo parque público recordará aquel secuestro y asesinato de ETA. La iniciativa, que parte del Ayuntamiento, hace que el municipio se sume al Mapa de la Memoria de Miguel Ángel Blanco. Se trata de un recorrido por aquellos espacios que tienen como objetivo preservar su memoria. «Supuso un punto de inflexión para alcanzar la generalización del clamor popular contra la violencia de ETA», explicó José María García Urbano, alcalde de Estepona, que reseñó que aquel joven político «se convirtió en símbolo de la libertad y lucha contra la barbarie». «Por ello, hay que rendir honor a todas las víctimas del terrorismo y sus familias», remarcó el alcalde.

«Hay que seguir explicando quién fue Miguel Ángel Blanco. Es importante recordar los nombres de aquellos que hicieron cosas importantes y de aquellas personas que cambiaron la historia», añadió Javier Rojo, expresidente del Senado. «Se comprometió en el País Vasco y le quitaron la vida. Nunca pudo imaginar que la historia de España cambiaría porque el pueblo se levantó y dijo hasta aquí hemos llegado», agregó el expresidente del Senado en el parque que llevará el nombre del asesinado.

El nuevo espacio se ubica en el entorno de la calle Alejo Carpentier, cuenta con una superficie de más de 3.000 metros cuadrados, una zona de fútbol de hierba natural y una zona de juegos infantiles con «biosaludables», que permanecen conectados por caminos peatonales de hormigón impreso. El Ayuntamiento ha incluido especies arbóreas frondosas y ornamentales, así como especies tapizantes y arbustivas en la vegetación del lugar. También tiene zonas de pradera para que los ciudadanos puedan pasear o descansar. Las obras han supuesto una inversión de 229.375 euros y concluyeron con la colocación de nuevo mobiliario urbano e iluminación.

Toda la actualidad en portada

comentarios