Momento de la recreación en el centro de Marbella
Momento de la recreación en el centro de Marbella - ABC
HISTORIA

Fernando El Católico vuelve a tomar Marbella

La ciudad reconstruyó la entrada del Rey el 11 de junio 1485, día de San Bernabé, tras la conquista de Ronda y las capitulaciones de Cruz de Humilladero

MARBELLAActualizado:

La historia cuenta que el Rey Fernando El Católico, tras hacerse con el control de la ciudad de Ronda, punto clave para controlar las ofensivas moriscas en la serranía, marcó el objetivo de la conquista de Marbella. Los reinos de Castilla y Aragón pretendían la ensenada de la ciudad. En aquella época el enclave podía servir de estación naval para las galeras y fustas castellanas.

Arribarían las embarcaciones a Marbella para abastecer al ejército cristiano en la guerra contra los árabes. Tras encomendarse a Dios bajo las ramas del Castaño Santo en la sierra de Istán, entre Ronda y Marbella, el monarca y sus huestes se dirigieron a la ciudad costera para culminar sus prentesiones y afianzar un lugar desde donde nutrir a su armada por la retaguardia en el avance hacia Málaga.

Día de San Bernabé

Finalmente, el 11 de junio de 1485, día de San Bernabé –Patrón de Marbella– la ciudad se rindió a la Corona. Las capitulaciones se firmaron en Cruz del Humilladero. El Rey recibió del alcaide de la de fortaleza marbellí, Muhammad Abuneza, las llaves de la ciudad y el gobierno de Benahavís, Daidín, castillo de Montemayor, fortaleza de Cortes, Oxen, Arboto, Almáchar, Tramores y fuerte de Calalvi en Sierra Bermeja.

Tras esto, entró a lomos de su caballo en una Marbella que conserva algunos restos de aquel pasado, como parte de la muralla y los restos de la Alcazaba, que volvieron a ver pasar ante sus piedras desgastadas por el paso de los siglos a Fernando II de Aragón El Católico.

Camino de Granada

La ciudad recreó con éxito este pasado domingo aquella entrada triunfal del monarca en Marbella, que sirvió de antesala para la toma de Málaga dos años después. Con la retaguardia segura y los abastecimientos garantizados desde la ensenada marbellí, el ejército cristiano pudo arrebatar Málaga a los árabes y seguir avanzando hacia la toma de Granada, que no se produciría hasta enero de 1492.

La recreación ha servido para «reivindicar la historia de Marbella y todo lo que ha pasado en la ciudad durante la Edad Media», aseguró el presidente del Instituto Fernando El Católico, Antonio Díaz Aroca, quien añadió que el domingo se puso en valor la figura del Rey Fernando «como el encargado de introducir a la España de la época en el Renacimiento».