Más de 30 Ferrari fueron aparcados a la entrada de la mansión de 15 millones de euros
Más de 30 Ferrari fueron aparcados a la entrada de la mansión de 15 millones de euros - J.J.M.
LUJO

Ferrari, modelos y joyas, así se vende una mansión de 15 millones de euros en Marbella

La inmobiliaria Drumelia presentó una de sus últimas construcciones ante unos 200 posibles compradores con una súper fiesta del lujo

MARBELLAActualizado:

Se trataba de vender una mansión enclavada en La Zagaleta, una de las urbanizaciones más exclusivas y privadas de Europa. La casa tiene un precio de 15 millones de euros y está implantada sobre 25 hectáreas de terreno privado en medio de la sierra. En la vista predomina el verde de la vegetación y el mar. En el interior es una construcción que invita a la vida social, con dos piscinas, gimnasio, jardín y amplios espacios comunes. La más avanzada tecnología y la posibilidad de pagarla en bitcoin, aunque no está a la venta exclusivamente en criptomoneda, son parte de la oferta.

Unión de factores que llevó a la inmobiliaria a montar una de las fiestas más exclusivas del año para seleccionar compradores. «Desde el jueves ya tenemos tres interesados en la villa», explica Julie C. Dupont, una de las representantes de Drumelia, la inmobiliaria que tiene a la venta la propiedad. No ha sido fácil contactarlos. Para conseguir los clientes hubo que invitar a las principales marcas del lujo asentadas en la zona en un evento único.

La llegada a la vivienda era una exposición de Ferrari. Más de 30 coches de la marca italiana estaban aparcados delante de la mansión y en el jardín, sus propietarios en el interior evaluaban la posible adquisición de la villa. Era el primer reclamo de este «Excellence Club Marbella», que vende los productos como una experiencia. No se trata de llevar sólo un anillo bonito o una joya con un grabado único. Es que los artesanos de la marca De la Fuente Jewellery graben lo que el cliente quiere delante de ellos, mostrando el proceso. Mientras sonaba la música y se repartía el champán, dos señoras esperaban al grabado de sus joyas, que también lucían en las estancias principales de la propiedad, como parte de un museo.

Lencería íntima

Es una fiesta dedicada a vender a través de las sensaciones, por ello La Perla montó un desfile de moda que llegaba hasta la piscina exterior, que se funde con el horizonte natural de la urbanización. Hubo trajes de baño diseñados para las jornadas en los clubes de playa más selectos de Marbella, donde se lucen cuerpos cincelados con largas sesiones de gimnasio, entrenadores personales que cobran una fortuna a la hora y carísimos bisturís. También hubo otro de lencería íntima, al caer la noche, para ser espectacular hasta cuando no se tiene ropa. Eso aderezado con degustaciones de caviar de alta calidad y las mejores delicatesen en jamón o vino ecológicos.

Una experiencia diseñada para atraer por el boca o boca a las principales fortunas de la zona. Se busca ser un referente del lujo en el «triángulo de oro» que forman en la Costa del Sol los municipios de Benahavís, Estepona y Marbella, cuya marca es el principal reclamo para este tipo de clientes. «A la fiesta del damos una amplia cobertura por redes sociales, con directos y publicaciones que generan impacto y muestran la oferta a aquellos que no pudieron venir», asegura Dupont, cuya marca no sólo invitó a clientes, sino también a gestores de inversiones, interioristas o arquitectos que pudieran dar una mayor información a los clientes y cónsules, como los de Dinamarca o Bélgica, cuyos ciudadanos más potentados son clientes de este tipo de mansiones.