El Rey Alfonso XIII, en las instalaciones de Italcable en Málaga
El Rey Alfonso XIII, en las instalaciones de Italcable en Málaga - ARCHIVO ABC
HISTORIA

Italcable, las primeras telecomunicaciones de Andalucía

La Italia de Mussolini desplegó un cable telegráfico hasta América con parada en Málaga que fue usado por Alfonso XIII al recibir la noticia del Plus Ultra

MÁLAGAActualizado:

El 16 de marzo de 1925 se inauguraba la sede de la empresa de telecomunicaciones Italcable, un proyecto de Mussolini que buscaba comunicar Italia con América a través de un cable telegráfico submarino, al igual que habían hecho los ingleses anteriormente.

El cable submarino partía de Anzio, a unos cincuenta kilómetros al sur de Roma, llegaba a Barcelona para, previo paso por Málaga, bifurcarse en dos ramales con destino a Nueva York y Buenos Aires, respectivamente. Este segundo ramal, además, hacía escalas en Cabo Verde, Río de Janeiro y Montevideo antes de llegar a la capital argentina.

El vicepresidente del Directorio (Presidente Interino en ausencia de Primo de Rivera), Almirante Magaz, acompañado del embajador italiano, del resto de autoridades locales y de miembros de la prensa de ambos países, inauguró la sede de la empresa en Málaga, situado en la calle Santa Rosa, en un antiguo edificio que había sido el seminario menor de la Orden Dominica en Málaga. Hoy, el edificio, propiedad de la Congregación de Mena, es sede de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

Desde ABC rescatamos el testimonio audiovisual del momento: el noticiario creado por el Instituto Luce (el NODO italiano, muy anterior al nuestro), en el que se narra la inauguración de la sede por parte de las autoridades, el intercambio de telegramas entre los reyes de Italia y España, y la visita a la caseta en la playa de La Misericordia, desde donde se efectuaba el amarre y el mantenimiento del cable submarino.

Se trató de una inauguración de otros tiempos, con chisteras, uniformes y paradas militares pero en la que, como hoy, los políticos buscaban el protagonismo. La grabación se emitió, tal cual, en los cines españoles, antes de la proyección de las películas que eran, todavía, mudas.

El 10 de febrero de 1926 Alfonso XIII, acompañado por la Reina Victoria Eugenia y por el presidente del Directorio Militar, Miguel Primo de Rivera, inauguraba en Málaga el monumento en honor a los caídos en Igueriben durante el desastre de Annual. Tras inaugurar el monumento, con la escultura del comandante Benítez, héroe malagueño durante ese desastre bélico, a los monarcas le llegó la noticia de la llegada del Plus Ultra a Buenos Aires.

Rápido se organizó en Italcable, como atestiguan las imágenes, la comunicación entre el Rey y los tripulantes del hidroavión, primer aeroplano en hacer un vuelo entre España y América. 10.270 kilómetros recorridos en 59 horas y 30 minutos, en un vuelo al límite de la técnica que hizo que los aviadores fuesen reconocidos en Argentina y en nuestro país como auténticos héroes.

Edificio de Italcable en la actualidad, ahora sede de la UNIA
Edificio de Italcable en la actualidad, ahora sede de la UNIA-ABC

Los cuatro tripulantes del hidroavión fueron el capitán Julio Ruiz de Alda, el teniente de navío Juan Manuel Durán y el mecánico Pablo Rada, liderados por el comandante Ramón Franco, que tuvo el honor de comunicar su gesta a los españoles a través de los servicios de Italcable.