Juan Espadas durante el foro de Civisur
Juan Espadas durante el foro de Civisur - F. SILVA
CIVISUR

Juan Espadas: «Sevilla y Málaga juntas pueden competir con Madrid y Barcelona»

El alcalde de Sevilla llamó en el foro de Civisur celebrado en Málaga a aunar esfuerzos para que las dos ciudades puedan ser más competitivas en el futuro

MÄLAGAActualizado:

Juan Espadas, alcalde de Sevilla, ha llamado este lunes en el foro de Civisur a ir más allá en la colaboración dentro del eje entre Málaga y Sevilla. El regidor quiere marcar el objetivo de aunar esfuerzos para ser un punto de referencia en el sur de Europa. «Solos no lo vamos a conseguir», apuntó Espadas, quien llama a crear «un proyecto común» entre Sevilla y Málaga para desarrollar «un escenario de oportunidades diferente y mucho más potente». Lo hace marcando como horizonte el año 2030, para «empezar a ser capaz de competir con Madrid y Barcelona».

El alcalde de Sevilla pretende «ocupar un espacio» en España que las haga equivalentes, en oportunidades de progreso económico, a las dos principales capitales del país «a la hora de traer inversión, proyectos y ser un territorio innovador y proactivo». Es para el regidor sevillano la hora de «buscar una recomposición de las condiciones de desarrollo en términos de sostenibilidad». Avisó que Málaga y Sevilla ya tienen el talento y que ahora toca aportar una visión desde el territorio y desde los gobiernos locales, que deben caminar hacia el impulso de las «ecociudades» o las «smartcities», creando «modelos de ciudad inclusiva».

Ideas que se consiguen, según apuntó Juan Espadas, con más innovación social y productiva. «Generando una estrategia común de cambio de desarrollo metropolitano con un espacio bien conectado para poder crecer», remarcó Espadas, que contabilizó dentro de este plan a los 43 municipios del área metropolitana de Sevilla y a todos los de la Costa de Sol.

Más allá del municipalismo

Es ir más allá de las «estructuras básicas del municipalismo», sumando la actividad de las grandes concentraciones de población de estas áreas, que cuentan con puntos importantes de avance como las dos universidades o los dos parques tecnológicos, en este segundo caso convertidos en polo de crecimiento con más de 1.000 empresas asentadas, 4.000 millones de facturación y más de 40.000 empleados –según los datos ofrecidos por el alcalde–.

Un foco de atracción que nace de las mejoras de las ciudades y de las sinergias creadas para avanzar en la conexión entre ambas, como el «bypass» del AVE de Almodóvar de Río que ha acortado la distancia entre Sevilla y Málaga en 35 minutos. Idea que surgió del trabajo de Civisur y que ahora apunta a los retos de la economía circular como eje de progreso de las ciudades.

El objetivo, según Espadas, es «seguir siendo la vanguardia del sur de Europa con coherencia, cohesión y reconversión medioambiental» creando una «mega región» basándose en la «conectografía» definida Parag Khannah para el fenómeno de conexión global en infraestructuras.

Nuevas infraestructuras

En ese punto, durante el coloquio, se remarcó la necesidad de la conexión por AVE entre los aeropuertos de Málaga y Sevilla o la unión entre la zona aeroportuaria de Sevilla y la estación de Santa Justa, que se suman al demandado tren litoral de la Costa del Sol. «Son necesarias fórmulas de conexión bien atendidas», abundó el alcalde, que estuvo presentado en este foro por su homólogo malagueño, Francisco de la Torre, quien también llamó a ir juntos en el futuro. «Somos más fuertes y llegaremos más lejos», dijo De la Torre, antes de que Espadas propusiera fórmulas de adquisición de servicios compartidos en espacios como la economía circular del agua o los servicios de emergencias.

Conferencia sobre la apuesta de futuro que deben hacer ambas ciudades andaluzas, que pretende ser una alianza entre territorios que surge de la sociedad civil y que suma a los gobiernos, las grandes empresas y a las entidades financieras, como Unicaja Banco, que es el patrocinador de estos encuentros de Civisur y cuyo presidente, Manuel Azuaga, estuvo presente con otra nutrida representación de empresarios y miembros de la sociedad civil, como el director general de la Fundación Unicaja, Sergio Corral, el presidente del Banco Europeo de Finanzas, Manuel Atencia, el presidente de las cofradías malagueñas, Pablo Atencia.

Consejo empresarial

Todos recibieron la proposición de la creación de un «consejo empresarial» en cada uno de los sistemas productivos, donde estarían las principales compañías de ambas latitudes, también en el acto de este lunes con Manuel Contreras (Azvi), Rafael Domínguez de Gor (Mayoral) Federico Beltrán (Famadesa), Juan Lara (Bodegas Lara), Francisco Rodríguez (Mercadona) o José Luis Sánchez Domínguez (Sando), que acompañaron a los dos exalcaldes y copresidentes de Civisur, Luis Merino y Manuel del Valle.

Situados bajo la idea de «ser más fuertes para ser más atractivos, para poder pelear juntos fuera» y evitar, como se señaló, que se marchen proyectos como la Agencia Europea del Medicamento «con una estrategia conjunta desde el principio hasta el final» con una relación entre municipios y capitales, donde «la Junta de Andalucía tiene que velar porque llegue a buen puerto».

En definitiva, crear sinergias entre territorios que ayuden a generar riqueza, tomando como ejemplo lo que ya está haciendo en algunas grandes ciudades europeas, como es el caso de la unió entre Rotterdam y Ámsterdam. «Son estrategias competitivas con el apoyo de la Junta de Andalucía», concluyó Espadas.