Manuel Barón, junto a Elías Bendodo justo hace un año, cuando los Dólmenes fueron distinguidos por la Unesco
MANUEL BARÓN, ALCALDE DE ANTEQUERA

«La Junta tiene ahora menos personal en los Dólmenes que antes de ser Patrimonio Mundial»

El regidor antequerano se queja de la desidia de Cultura un año después de la histórica declaración de la Unesco

MÁLAGAActualizado:

—Un año después, ¿qué ha supuesto para Antequera la declaración de los Dólmenes y el Torcal como Patrimonio de la Humanidad?

—El reconocimiento de la Unesco ha sido, probablemente, el hito más importante en la historia de la ciudad en los últimos siglos. En los seis primeros meses del año 2017 han visitado Antequera un 114% por ciento más de personas que en el mismo período de 2015, antes de iniciarse la promoción de la candidatura. Es más, en lo que llevamos de año ya hemos superado el número total de visitas registradas en todo el año 2015, que sobrepasaron por entonces las 300.000. La ocupación hotelera también ha subido y ya se plantea la necesidad de que nuevos inversores de este gremio apuesten definitivamente en nuestra ciudad.

—Además del aumento en las visitas, ¿ha cambiado el perfil del visitante desde entonces?

—Ahora la nacionalidad de turistas extranjeros que más nos visitan son los franceses, algo que hasta ahora correspondía a los ingleses. Por otra parte, más de la mitad de los visitantes siguen siendo españoles, con predominio de los andaluces y de los malagueños, lo que nos llena de satisfacción pues es el fruto a nuestro trabajo. Antequera es el sol de la Costa del Sol.

—¿Cómo va el cumplimiento de las exigencias que puso Icomos en su día para otorgar la declaración?

—Por nuestra parte muy encarriladas ya; en este momento se está redactando ya el plan especial de protección del Sitio, clave y principal de los reclamos de Icomos al Ayuntamiento dentro de nuestras competencias. Este será el eje vertebrador que regule la unión paisajística entre la explanada de Menga y Viera con la de El Romeral en pleno polígono industrial. Tenemos las ideas muy claras de lo que hay que hacer y vamos a hacerlo. Esta misma semana hemos presentado ante el Ministerio de Cultura diversas propuestas para subvenciones específicas a sitios que son Patrimonio Mundial en España. Espero y deseo que la Junta haga su parte como corresponde y equipare la gestión, equipamiento e inversión (tanto económica como en medios humanos) de los Dólmenes al de otros bienes en Andalucía que, también gestionados por ellos, son Patrimonio de la Humanidad.

—¿Siguen echando de menos mayor colaboración de la Junta en la conservación del Sitio?

—Lo que más echo de menos es una mayor consideración sobre los bienes de los que estamos tratando. No puede tolerarse que el Conjunto Arqueológico de los Dólmenes tenga el mismo personal ahora que cuando había la mitad menos de visitantes, antes de ser Patrimonio. O que no haya vigilancia constante del recinto. Falta también mayor conservación y mantenimiento, sin olvidarnos de la más que anunciada construcción del Museo de los Dólmenes o de la Prehistoria.

—¿Llegará el museo a tiempo según los plazos comprometidos?

—Mire, dentro del Conjunto Arqueológico existen aún los cimientos del primitivo Museo que se empezó a construir en 1992. Yo ya no me creo nada al respecto. Hace dos años, en una visita la presidenta de la Junta de Andalucía anunció ocho millones de euros para comenzar a construirlo, y aún nada de nada. El retraso y el olvido siguen siendo las tónicas dominantes para un proyecto enmarcado ya dentro de todo un enclave que es nada más y nada menos Patrimonio de la Humanidad.

—¿Se ve obligado el Ayuntamiento a compensar estos déficits?

—Tendemos la mano en lo que podemos, y realizamos acciones paralelas en otros casos. Pero todo ello dentro de nuestras posibilidades y competencias, ya que el Conjunto Arqueológico es de titularidad y gestión exclusiva de la Junta. Por eso esta semana tanto el presidente de la Diputación de Málaga como yo mismo hemos propuesto a la Junta que nos ceda la gestión turística del Conjunto Arqueológico.