La Colonia del Ángel, en Marbella
La Colonia del Ángel, en Marbella - G. MAPS
SUCESO

Linchan a un conocido travesti de Marbella por un presunto abuso a un menor de edad

La familia denunció el abuso sexual después de que los vecinos dejaran grave al presunto agresor de una paliza

MARBELLAActualizado:

Los gitanos de Marbella aplicaron su ley el pasado martes contra un presunto agresor sexual de un menor. Los ancianos de la Colonia del Ángel –barrio con una importante población gitana– dictaron sentencia y prohibieron grabar o tomar fotos mientras se cumplía. «Los gitanos viejos dijeron que prohibido grabar y no grabó nadie», señala uno de los testigos. Todo acabó en un linchamiento público contra un famoso travesti, célebre en los años 70 y en la era Gil, por sus actuaciones en locales de relevancia y en las propias fiestas patronales de la ciudad. Según relatan testigos de los hechos, fue sorprendido abusando de un menor de quince años, que sufre una enfermedad mental, en una zona aledaña a la barriada. «Tiene quince años, pero su mentalidad es como un niño de cinco años», relatan estas fuentes vecinales.

La Policía Local rescató al presunto agresor sexual de la tunda. La rápida intervención de los agentes en la paliza le salvó la vida. Tras la denuncia de la familia del menor por abusos sexuales, el supuesto agresor fue detenido, ingresado en el hospital y se encuentra bajo custodia policial, según explican fuentes de la investigación. El caso ha pasado a la Policía Nacional debido a la gravedad de los delitos denunciados por la familia. «La investigación sigue abierta porque no puede hablar», señalan fuentes del caso, que apuntan a que, hasta el momento, los agentes no le han podido, ni tan siquiera, preguntar «si reconoce los hechos denunciados por la familia» debido a las lesiones. Las mismas fuentes oficiales reconocen que la hospitalización del presunto agresor sexual se debe a las «lesiones ocasionadas por los vecinos» tras la paliza.

Según relatan los vecinos, el hombre fue sorprendido entre unos matorrales de un paraje cercano al barrio, donde vivía tanto el supuesto agresor, como la presunta víctima. «Llevaba haciendolo dos o tres días y los vio un hombre que estaba sacando al perro por la zona», explicaron los vecinos, que señalan que los vieron meterse detrás de las cañas en esa zona de campo y descubrieron al famoso travesti, que ronda los 60 años, «abusando del niño». «Estaba violando al niño», añade el vecino, que explica que el hecho desató la indignación del barrio y los gitanos cumplieron con su ley, al ser el menor parte de la comunidad de la Colonia del Ángel.

«El niño es un gitanillo. No lo metía en su casa. Le daría para una coca cola o lo que sea y allí iba. Se creía que era su amigo», relatan las mismas fuentes del barrio, que aseguran que el que descubrió todo era uno de los tíos del menor. «Los pilló y le dijo al niño: vente para acá; y el otro se fue andando para arriba», apunta el testigo, que señala que, al presionar al menor para saber lo que estaba sucediendo, el adolescente reconoció que «era su amigo» y estaban «haciendo guarrerías», que «con un amigo se puede». «Se arrancó todo el mundo. No sabes la que se lío», apunta el testigo, que asegura que al presunto agresor sexual los agentes lo sacaron «escoltado y medio muerto».