Klopp, entrenador del Liverpool, a su salida del Aeropuerto de Málaga
Klopp, entrenador del Liverpool, a su salida del Aeropuerto de Málaga - EFE
DEPORTES

El Liverpool desembarca en Marbella para preparar la final de la Champions

El club inglés lo hace entre fuertes medidas de seguridad y con especial recelo para ocultar el trabajo en los entrenos de cara a la lucha por título continental

MARBELLAActualizado:

El Liverpool está preparando la final de la Champions del próximo 26 de mayo contra el Real Madrid en Marbella. El club inglés llegó ayer miércoles al Aeropuerto de Málaga a las 15.00 horas. Se desplazó al hotel La Quinta, uno de los hoteles de lujo de la ciudad, rodeado de un exclusivo club del golf al que los residentes de la urbanización La Quinta pueden acceder en «boogie» directamente al verde. Es el lugar donde los «reds» ha instalado su base de operaciones para intentar repetir la gesta de 1981 y ganar la Copa de Europa al rey de la competición.

Desde allí se desplazan al Marbella Football Center para los entrenamientos. Un lugar donde gran parte de los clubes de centro Europa llegan para hacer el «stage» invernal. Se puede ver en sus campos a clubes de entidad como el Inter de Milán, Ajax de Ámsterdam o Borussia de Dortmund. También los hay españoles, como es el caso del Sevilla. Este centro de alto rendimiento futbolístico fue el elegido por este club andaluz para preparar la final de Copa del Rey contra el Barcelona. Con la Feria de Abril en plena ebullición en la ciudad, los hispalenses se refugiaron en este bastión de la Costa del Sol para concentrarse. Al final no resultó y salió goleado por el Barcelona.

Sin embargo, el Liverpool no cree en los malos augurios. Estará en Marbella hasta el próximo sábado 19 de mayo. Jürgen Klopp y los suyos, encabezados por Mohamed Salah, elegido mejor jugador de la Premier League este año, estarán estos días en esta parte del litoral malagueño desarrollando la estrategia para vencer a los de pupilos de Zinedine Zidane. Para ello, será complicado verlos, aunque en la primera jornada ya se vió al equipo salir a dar una vuelta en bicicleta por los entornos del hotel. Aunque esta exposición no será lo habitual, según las fuentes consultadas, que revelan que el equipo está cuidando mucho su intimidad y el secreto alrededor del trabajo que se va a realizar en Marbella.

El Liverpool se mueve entre grandes medidas de seguridad. Klopp no quiere filtraciones, ni nada que interrumpa la concentración de sus jugadores. Los campos de entrenamiento han sido cubiertos en las vallas exteriores por rollos de brezo impidiendo la visibilidad desde el exterior o las zonas altas cercanas. Medidas encaminadas a que no se sepa lo que se trabaja en el césped.

El equipo tiene dotaciones de la Policía Nacional por seguridad y ha contratado seguridad privada. Los guardas de esta empresa están en el interior para controlar a todo el que entra y sale de los recintos de enteramiento. También hay personal vigilando el perímetro exterior, para que no se pueda espiar el trabajo a través de posibles desperfectos en la valla.