FRANCIS SILVA
SOLIDARIDAD

Eva Longoria amadrina una cena estelar a favor de los niños enfermos

La Fundación Global Gift celebró su tradicional gala con empresarios y personalidades para aupar su centro en Marbella contra las «enfermedades raras»

MARBELLAActualizado:

La sonrisa de aquellos niños que necesitan ayuda es el principal capital que se lleva este año Eva Longoria de Marbella, donde ha estado acompañada por su familia y la de su marido. «Es un año importante, porque vamos a ayudar a muchos niños a conseguir sonrisas», destacó la actriz americana en la Gala Global Gift, que cumple su sexta adición y que ve como todo el esfuerzo se está materializando en un centro para tratar «enfermedades raras». Seis asociaciones la ciudad se van a beneficiar de este proyecto que tuvo su puesta de largo el pasado viernes. «Fue increíble escuchar sus palabras de gratitud», añadió Longoria. «Una noche con muchos sentimientos, porque la Casa Global Gift es un hecho», explicó María Bravo, fundadora de la Fundación organizadora del evento.

La gala volvió a estar presentada por Amaury Nolasco, que ve cada vez más cerca el hecho de comprar una casa en Marbella. «Lo digo todos los años, pero lo voy a tener que hacer porque espero que esta gala se celebre muchos años», apuntó el actor, que tuvo como acompañante en la conducción del evento a Lorena Bernal. «Es una gozada que me den la oportunidad de colaborar con ellos y esta vez puedo poner un poco más de mí misma», afirmó la presentadora. Entre las actuaciones estuvieron Descember Bueno, Tony Méndez, Steve Edwards o Rafael Amargo, que derrochó sonrisas junto a los diseños de su línea de ropa.

No faltaron algunos de los fijos de la ciudad en el período estival como Olivia de Borbón y Juan Porras, que han sido padres en Marbella en fechas recientes, Beatriz de Orleans o Agustín Bravo. Tampoco se lo perdieron Geno de Operación Triunfo, que tiene una academia de canto en la ciudad desde hace años, y su compañera de edición Nuria Fergó, de imponente rojo. Color que también eligió para posar lanzando besos a los fotógrafos Ana Obregón. Soltura que contrastó con la timidez de los premiados, como Pilar García de la Granja de la Fundación Querer y Miriam Reyes y Amélie Jézabel de Aprencides Visuales.

La gala siempre es un desembarco de personalidades internacionales, sobre todo del Reino Unido, ya que desde que Global Gift entablara relaciones con el Príncipe Guillermo para recaudar fondos para la Fundación Diana Gales, se ha convertido en referencia en Gran Bretaña, donde sus mayores prescriptores desde el comienzo son la familia Beckham. Desde fuera de las fronteras nacionales llegaron Chris Robshaw y Camilla Kerslake, Spencer Matthews o Vogue Williams. Este año no sacó el ukele, pero Melissa Nkonda estuvo igual de divertida. Llegaron Laura Hamilton, Jhonny Shentall Lee, Lisa Scott Lee o la diseñadora Melissa Odabash. Tampoco pasaron desapercibidos Nick Ede o Jane Given.

Entre los empresarios destacó la presencia mexicana, aupados por las relaciones que el ejecutivo televisivo, Pepe Bastón, marido de Eva Longoria, tiene en el que es su país de origen. «Este año hay tres mesas de empresarios mexicanos», remarcó la actriz. Entre los que pasaron estuvo Érica García con su familia. El resto pasaron desapercibidos, como en el caso del vicepresidente regional del Grupo Meliá, Enric Ortiz, que no pasó por delante de los focos pero que asistió a la gala que acoge cada año el hotel Don Pepe, principal baluarte de la cadena en la Costa del Sol. No se lo perdió el abogado Ricardo Álvarez-Ossorio, cuyo bufete es uno de los principales de la costa andaluza y el empresario Neveen Ahsmawi.