FRANCIS SILVA
Asociación de Farmacéuticos de Andalucía

María Teresa Martín: «Voy a contar lo negativa que es la subasta de fármacos a los eurodiputados»

El Parlamento Europeo ha invitado a esta boticaria de Torremolinos a contar su visión de la subasta

MÁLAGAActualizado:

Asegura que no quiere que se la asemeje con Agustina de Aragón, pero esta boticaria de Torremolinos se ha convertido en el «pepito grillo» más insistente en contra de la subasta de medicamentos que desarrolla el Servicio Andaluz de Salud. En su lucha, María Teresa Martín, su voz va a llegar hasta el Parlamento Europeo, ante cuyo Comité de Peticiones será escuchada el próximo 24 de abril. La Asociación de Farmacéuticos de Andalucía, que ella preside, ha sido invitada -no sin ciertas dificultades- por esta institución para explicar qué efectos tiene un sistema de dispensación que «fomenta las desigualdades entre españoles y sobre todo por lo perjudicial que resulta para los pacientes».

¿Cómo ha surgido la posibilidad de llegar hasta el Parlamento Europeo?

Nosotros nunca hemos parado de denunciar ante las instituciones un sistema que nos parece injusto. Sé que somos David contra Goliat. Presentamos en su día una petición ante la Comisión de Peticiones que ha sido aceptada, lo que nos permitirá que Europa conozca qué está ocurriendo en Andalucía en materia de dispensación de fármacos.

¿Qué les va a decir a los integrantes de este comité?

Que la subasta es mala para los pacientes. Que por algo será que no existe en ningún otro país de la Unión Europea. Que en España se pueden dispensar 14.000 medicamentos y en Andalucía sólo 523. Que los laboratorios que Andalucía le adjudica las compras son principalmente de países exóticos y no tienen en general la capacidad de producción necesaria, lo que está generando desabastecimiento. Y que los cambios que conlleva el sistema están perjudicando la adherencia de los tratamientos.

El Constitucional le ha dado la razón a Andalucía en este litigio...

El Constitucional lo que ha dicho es que la subasta no invade competencias estatales porque la sanidad está transferida a las comunidades autónomas. Y estas pueden hacer lo que quieran para organizar su servicio de farmacia. Y, claro, que los pacientes tienen acceso a los medicamentos, sólo faltaría. No mienten, pero no entran al fondo de la cuestión ni tienen en cuenta lo que a nosotros nos dicen los pacientes.

La Junta sostiene que con la subasta se ahorra y culpa a los boticarios de la polémica...

A mí me gustaría saber dónde está ese ahorro. Y aun aceptando que sea así, me pregunto si es ético ahorrar a cuenta de la salud de sus ciudadanos.

¿Le genera optimismo acudir a una institución así?

Para eso vamos. No creo que de ahí vaya a venir la solución, pero confío en que sirva para que se tomen medidas. ¿O es que acaso también los eurodiputados van a dejar de hacer caso a las quejas de los pacientes? Alguna respuesta les tendrán que dar.

««Si los colegios profesionales no nos apoyan más es porque sus representantes viven muy bien, con unos grandes sueldos»

¿Cree perdida la batalla política en Andalucía?

Salvo el Partido Popular, aquí no apoya nadie. Creímos en su día en Ciudadanos, pero han demostrado que lo único que les interesa es sostener al Gobierno andaluz, y para ello nos han dado de lado en nuestras demandas.

No han recibido tampoco excesivo apoyo por parte de los colegios de farmacéuticos...

Efectivamente, y esa es la pregunta del millón. ¿Por qué será? Quizás porque los representantes actuales de los colegios profesionales viven muy bien, con unos grandes sueldos y muy bien tratados por los laboratorios. No quiero ir en contra de mis compañeros, pero resulta extrañísimo que no digan nada cuando hay tantos pacientes quejándose y contamos además con el apoyo del Sindicato Médico (SMA), Algún día se destapará el porqué. Allá ellos.

¿Se sienten solos entonces?

No, porque en nuestra demanda vamos siempre acompañados de las asociaciones de pacientes, que son los que más padecen. Y el respaldo del SMA ha sido muy importante.