La polémica bandera de España con forma de horca. En la otra imagen, bandera de Corea del Norte
La polémica bandera de España con forma de horca. En la otra imagen, bandera de Corea del Norte - F. SILVA
OKUPAS

El palacio «okupa» al que Málaga le paga el IBI «ahorca» a España

Tienen cedido un edificio histórico municipal de 1876 que ocuparon en 2007 tras adquirirlo el Consistorio

MÁLAGAActualizado:

En 2007 los fundadores del colectivo alternativo La Invisible «okuparon» un palacio de la antigua burguesía malagueña construido en 1876. El inmueble había sido adquirido meses antes por el Consistorio, estaba abandonado y casi en ruinas (sigue en esa situación). Ubicado en la céntrica calle Nosquera es ahora el foco de la polémica en la capital, después de que el pasado fin de semana colgaran de uno de los balcones una horca hecha con la bandera de España. También la bandera de régimen comunista de Corea del Norte y otra inscripción en árabe que reza: «Todo el poder para el pueblo». La exaltación de la dictadura coreana y el uso de la enseña nacional hizo que «varios ciudadanos», según la Policía Nacional, llamaran para que fuesen retiradas. Los agentes se personaron, pero «no observaron indicios de criminalidad». Pese a todo, La Invisible las retiraron para mostrarlas en el interior dentro de una exposición sobre la guerra.

Las críticas arreciaron porque la titularidad del edificio es municipal. En 2010, tras tres años de «okupación», el colectivo llegó a un acuerdo con la Junta de Andalucía, el Consistorio y la Diputación de Málaga. Los «okupas» crearon la Fundación de los Comunes, que gestiona el inmueble y recibió la cesión para explotación por parte del gobierno municipal. A cambio debían rehabilitarlo. Se presentó un proyecto para ello, que está desgranado en la web del grupo, pero que nunca se acometió porque no consiguieron los fondos necesarios en una campaña de «crowdfounding».

En los diez años que llevan allí han sido cerrados, se han manifestado y vuelto a la actividad. Siempre bajo un halo de ser un enclave socio-cultural en el centro de Málaga. «Tienen abierto un bar sin licencia, hacen conciertos, fiestas y se dice que, la parte de arriba del edificio, la usan para alquilar las habitaciones», explica Alejandro Carballo, concejal de Ciudadanos que dio la voz de alarma sobre este colectivo, ligado estrechamente a Podemos y a su marca blanca en el Consistorio (Málaga Ahora). «Es su sede simbólica», remarca el concejal naranja, que desvela que muchos de los miembros de este colectivo «okupa» son cargos de confianza con estos grupos en el Consistorio.

Desde Ciudadanos, que dio el apoyo a Francisco de la Torre (PP) para que pudiera gobernar tras perder la mayoría absoluta en 2015, se insta a actuar contra este colectivo por su ofensa a la bandera. «El impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) lo asume el Consistorio. La situación de este palacio fomenta que la gente le dé una patada a la puerta y se hagan con lugares públicos», explica Carballo, que asegura que al no haberse rehabilitado el inmueble por parte de los «okupas» el lugar es peligroso porque «está muy deteriorado». ABC se ha intentado poner en contacto con los responsables de este colectivo, a través de sus canales oficiales, para conocer su versión de los hechos. Hasta el momento, no ha tenido éxito.