Elías Bendodo en rueda de prensa
Elías Bendodo en rueda de prensa - ABC
POLÍTICA

El PP esconde la candidatura a la Alcaldía de Málaga

Elías Bendodo, presidente provincial, cerró filas en torno a De la Torre con el metro al Hospital Civil y supedita el tercer hospital a otro en la zona este de la capital

MÁLAGAActualizado:

El candidato a la Alcaldía de Málaga sigue siendo una incógnita. El Partido Popular se resiste a revelar cuál será su cabeza de lista en las próximas elecciones municipales. El alcalde, Francisco de la Torre, emplaza a una decisión del partido en los órganos pertinentes y el presidente provincial, Elías Bendodo, no dice nada. Se propuso no hacerlo ayer miércoles para no reanimar la polémica sobre este asunto, máxime cuando es el principal señalado para relevar al actual regidor. «No digo nada», fue la principal declaración al respecto. Bendodo no entró a valorar las voces dentro del partido, como Mario Cortés, concejal de Seguridad y exportavoz del PP en el Ayuntamiento de Málaga, que piden un cambio de candidato.

Todos apuntan a la primavera de 2018 para saber quién debe ser el que pugne en las elecciones de 2019 por la Alcaldía. «Tenemos un año para elegir a los candidatos y queremos hacerlo con la mayor tranquilidad posible y pensándolo bien», aseguró Elías Bendodo, que sí puso fecha a la elección de alcaldables para los municipios de la provincia. A partir de la semana que viene se irán eligiendo quienes serán los llamados a luchar por el poder en las principales ciudades. El objetivo es mantener los muncipios que ya se gobiernan y recuperar aquellas ciudades que los populares perdieron con los pactos de legislatura.

Ya se ha señalado a Margarita del Cid para ser la candidata en Torremolinos, donde el PP ganó en 2015, pero fue desahuciado por un pacto a cuatro bandas. Las mociones de censura en Marbella y Rincón de la Victoria hacen que no se prevea un cambio de ficha y que sean Ángeles Muñoz y Francisco Salado los llamados a revalidar el poder, aunque esta vez sin sustos y sin posibilidad de pactos. Habrá que ver qué se decide en Nerja, donde ya se ha descartado una moción de censura y donde Pedro Armijo en las negociaciones había cedido la posibilidad de ser alcalde a Gema García. Benalmádena será otro punto a tener en cuenta, ya que tras la dimisión de Paloma Gálvez debe buscar una cabeza visible para combatir el pacto que aupó al PSOE al poder.

Por otro lado, el presidente del PP de Málaga cerró filas con el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en los grandes proyectos de la ciudad. «No es prioritario, ni necesario y hay otras acciones más urgentes que el metro al Civil en superficie», remarcó sobre una de las principales disputas entre el Consistorio y la Junta de Andalucía en cuanto a las infraestructuras de la capital. Lo mismo ocurrió con la dotación de centros sanitarios. «Vamos a vincular la colaboración para la cesión de los terrenos para la construcción de un tercer hospital al norte del Hospital Materno Infantil a la construcción de un centro hospitalario en la zona este de Málaga, ya que creemos que ambos son absolutamente necesarios», afirmó Bendodo.