El portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, visitó ayer el entorno del palacio «okupado»
El portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, visitó ayer el entorno del palacio «okupado» - ABC
NUEVA POLÉMICA EN «LA INVISIBLE»

El PSOE ve «aberrante» que el palacio «okupa» de Málaga llame a los Grapo, pero no pide que se recupere

El gobierno de Málaga reitera que se rescatará el edificio del colectivo que lo gestiona «sin prisa pero sin pausa»

MÁLAGAActualizado:

La izquierda reacciona. O al menos, cierta parte de la izquierda con representación en el Ayuntamiento de Málaga no quiere sumarse al silencio cómplice. El PSOE cargó también ayer contra la nueva «provocación» de los gestores de «La Invisible», el edificio municipal «okupado» en el que este sábado se celebrará una jornada, adelantada por ABC, en la que los máximos protagonistas serán exlíderes del Grapo condenados por pertenencia a banda armada y un rapero también condenado por enaltercer el terrorismo.

Ayer lunes, el portavoz municipal del PSOE, Daniel Pérez, tildó de «aberración» que se cite a exconvictos por penas de terrorismo con la excusa de defender la libertad de expresión. «Es algo completamente desproporcionado», señaló en declaraciones a ABC. «Hay que recordar el daño que los miembros del Grapo han hecho y por mucho que hayan cumplido su pena no nos valen los argumentos para que participen en el debate», indicó.

Sin embargo, el portavoz de los socialistas se mostró más tibio a la hora de determinar qué ha de hacer el Consistorio con el céntrico inmueble de la calle Nosquera, «okupado» hace una década por un colectivo alternativo. En contra de lo que defienden PP y Ciudadanos, se manifestó en contra de arrebatar la casa a los «okupas», pidiendo un «entendimiento» con quienes lo gestionan y no tomar decisiones «por un calentón».

Porque la publicación en ABC el pasado domingo del próximo acto que prepara la Fundación de los Comunes en la Casa Invisible ha colmado el vaso de la paciencia de buena parte de los grupos políticos. Incluso del gobierno local. Al menos, en el ámbito de las declaraciones.

A la intención ya expresada el mismo domingo por parte de los concejales de Francisco de la Torre de recuperar el inmueble se adhirió ayer el portavoz del gobierno, Carlos Conde. Conde reiteró que la Gerencia Municipal de Urbanismo seguirá los pasos «para recuperar ese espacio con los informes e inspecciones oportunas» para que haya «seguridad jurídica». Eso sí, tampoco fue capaz de adelantar plazos. Se hará «sin prisa, pero sin pausa», afirmó, recordando que el pronunciamiento político ya está expresado en el Pleno del pasado mes de octubre.

Mucho más contundentes volvieron a ser en Ciudadanos. El portavoz naranja, Juan Cassá, se personó en las inmediaciones de la casa de la calle Nosquera junto al coordinador de la Agrupación Centro de Cs, Javier Pareja.

Allí calificó de «intolerable» que el inmueble sea utilizado «para fines sectarios con tanta impunidad por un colectivo que entró en él dando la patada a la puerta hace ya una década», «Dar voz a personas condenadas por terrorismo está mal en cualquier sitio. Pero es intolerable en un edificio municipal», zanjó Cassá, que volvió a pedir al equipo de gobierno que saque ya a concurso la gestión del polémico edificio, tal y como se acordó en octubre, precisamente a instancias de Ciudadanos.