MONUMENTO HISTÓRICO

El Puente Nuevo sobre el Tajo de Ronda se hunde

El rebaje de la calzada en una de las partes hace que el Ayuntamiento evalúe cortes de tráfico ante el deterioro del monumento

El Puente Nuevo sobre el Tajo de Ronda se hunde
J.J. MADUEÑO Málaga - Actualizado: Guardado en: Andalucía Málaga

El Puente Nuevo sobre el Tajo de Ronda es un lugar emblemático de Andalucía, que desde hace un tiempo pasa por horas de incertidumbre. Construido en 1735 ofrece una de las estampas más preciosistas y buscadas por los visitantes de la ciudad. Pero ahora los problemas convierten el romanticismo que supuran sus piedras en preocupación. La calzada ha presentado un progresivo hundimiento en la zona del convento de Santo Domingo. El rebaje el pavimento ha hecho saltar las alarmas y el Ayuntamiento debate reducir el tránsito del tráfico sobre este monumento. El objeto de esta medida, tras empeorar el hundimiento del adoquinado, según el Ayuntamiento, es aminorar los daños que se puedan generar antes del comienzo de las obras de arreglo.

Las medidas planteadas pretenden suprimir el 80 por ciento del flujo de vehículos y eso no contenta a todo el mundo, ya que se ha sabido que, durante los 40 días –estimados– que se tarde en arreglar el hundimiento de la calzada, el puente quedará inaccesible. Las obras para arreglar el saneamiento y las pluviales impedirán el tráfico que, desde el Consistorio, se quiere reducir a un sentido los fines de semana con afán de no empeorar la situación.

Los vecinos han sido los primeros en emitir reproches. En el barrio de San Francisco y en las urbanizaciones del Arenal y la Planilla no se aceptan ni las razones municipales ni la medida. Los vecinos piden al Consistorio que vaya más allá y ataje en este corte los problemas del monumento de raíz. Los vecinos de esta zona de la ciudad sólo aceptarán el corte del tráfico si se reparan los deterioros por las filtraciones de agua, que señalan como la causa del hundimiento del adoquinado. Esto ha llevado al PP a posicionarse en contra, a demandar informes geológicos, conocer cuál es el volumen de tráfico y una alternativa para desviar el tránsito de vehículos.

El Ayuntamiento guarda silencio sobre las restricciones en la zona. Sin embargo, el Consistorio ha aprobado una nueva ordenanza municipal para restringir la velocidad en el casco histórico de la ciudad. Los vehículos no podrán circular a más de 20 kilómetros en las zonas de San Francisco, Mercadillo y Puente Nuevo. Según informó el gobierno municipal, se estudia regular la velocidad máxima en el resto del municipio, aunque hasta el momento la medida sólo afecta a las zonas reseñadas.

Mientras tanto, la ciudad espera al futuro de este monumento de 98 metros altura sobre el río Guadalevín. En la memoria está el temor a que se puedan repetir acontecimientos pasados. El Puente Nuevo sobre el Tajo se derrumbó seis años después de su construcción (algo que parece improbable ahora). Las crónicas de la época cuentan que en el siniestro fallecieron más de 50 personas. Pese a esto, la ciudad se repuso. En 1759 las obras se iniciaron bajo la dirección del arquitecto José Martín de Aldehuela.

Fue en 1793 cuando se dio por acabada la obra. La construcción está hecha con sillares sacados de la piedra extraída de la misma garganta del Tajo. De ahí que el color de las piedras de la depresión sobre el río y de la construcción sean de la misma tonalidad. Hecho que crea una magia especial a mimetizar el monumento con el barranco. Los escritos sobre la construcción cuentan que la mayor complicación que tuvo la edificación fue calcular la medida de los arcos para que aguantaran el peso.

El nuevo puente sobre el Tajo de Ronda hizo que surgiera el Arco de Felipe V, ya que para permitir la circulación se rompió la Muralla con afán de mejorar los accesos por esta entrada a la ciudad. Desde entonces ha aguantado el paso del tiempo uniendo de una forma natural los dos lados del río.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios