Un alumno muestra sus picaduras - AMPA «Reñidero»
EDUCACIÓN

Pulgas, ratas y peligro de tifus en un colegio de Vélez-Málaga

Los niños del colegio Augusto Santiago Bellido «Reñidero» han parado las clases y el AMPA da 24 horas al Ayuntamiento para fumigar la parcela anexa que provoca los problemas

MÁLAGAActualizado:

Los padres y alumnos del colegio Augusto Santiago Bellido, conocido popularmente como «Reñidero», se han plantado ante el Ayuntamiento de Vélez-Málaga. No aguantan más. No quieren que las ratas y, sobre todo, las pulgas sean las indeseadas compañeras de clase. Y demandan una solución urgente. El colegio sufre una plaga que hace insoportable la asistencia. Los niños sufren picaduras y los partes médicos han alarmado a los progenitores. «Los que tienen reacción alérgica sufren inflamaciones de las articulaciones, pero lo peor es que los doctores nos han advertido del riesgo de contagio de tifus», señala Irene Peña, presidenta de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio «Reñidero». Ante el problema, han paralizado las clases y este lunes se manifestaron unas 200 familias en el pleno municipal.

El problema reside en una parcela que hay abandonada anexa al colegio y que es el foco de la plaga. La parcela, como explica el Consistorio, es de titularidad privada y eso complica las actuaciones. «Nos dicen que la parcela era de una inmobiliaria y luego pasó a ser de un banco, pero que la nave es de un particular. Lo único que queremos es que fumiguen», señala Peña. Sin embargo, el Ayuntamiento asegura que no puede hacerlo, que debe ser el propietario el que actúe. Fuentes municipales aseguran que no es una plaga, sino un pequeño foco contra el que ese está actuando. El gobierno municipal de Vélez ha iniciado un plan de choque térmico, regando la parcela con agua caliente.

Las marcas de las molestas picaduras
Las marcas de las molestas picaduras - AMPA «Reñidero»

Pero no ha surtido efecto. Desde el pasado miércoles, cuando se actuó por primera vez ha habido nuevos casos. Según la asociación de padres, niños de hasta 15 clases del centro han sufrido picaduras de pulgas desde entonces. «Por la mañana, hemos visto ratas muertas y se les puede correr por el patio», lamenta Irene Peña, quien explica que la solución es fumigar la parcela. La pasividad del Consistorio ha llevado a los padres plantarse en el pleno extraordinario de este lunes, donde las tensiones no se han hecho esperar. Tras presentarse por sorpresa para reclamar una solución, el alcalde socialista, Antonio Moreno Ferrer, ha dicho que «no hay pulgas en el colegio». La afirmación ha desatado la ira de los afectados, que fueron desalojados del pleno y abandonaron el Ayuntamiento gritando «¡No más pulgas!».

En la puerta, el AMPA «Reñidero» dio un ultimátum al equipo de gobierno. «Llevamos 25 años esperando a que solucionen el problema y sólo le vamos a dar 24 horas más», afirma Peña, quien explica que pasado ese plazo el parón en las clases «será indefinido».

«Seguiremos luchando. Los niños no van a ir a las clases hasta que las condiciones de higiene sean las adecuadas», asegura esta madre afectada por el problema, que lamenta que desde el Consistorio los vean como «personas incómodas». «Eluden el tema y no nos dan explicaciones, pero las picaduras se siguen produciendo», remarca Peña.

El Ayuntamiento de Vélez-Málaga ha planteado ya varias soluciones en el último mes para este solar abandonado, desde comprar el terreno para cederlo a la Junta de Andalucía y que haga una ampliación del centro afectado a, como se apuntó tras el pleno de las protestas, fumigar la zona sin contar con el propietario de la parcela de donde provienen las pulgas y las ratas.