RESCATE

Revuelo en una playa de Mijas por la aparición de un cadáver flotando

La Guardia Civil apuntó en los primeros momentos a que «podría tratarse de una persona de origen subsahariano»

Playa de Calahonda
Playa de Calahonda - G.Maps

El movimiento de embarcaciones a 400 metros de la costa soliviantó a los bañistas de la zona de Royal Beach en la playa de Calahonda (Mijas). Con el tiempo descubrieron lo que sucedía. La llamada a Emergencia es de una de las personas que se encontraba navegando cerca de la línea de boyas que delimita la zona de baño. Se encontró lo que parecía un cadáver flotando en las aguas. El hallazgo del cuerpo tuvo lugar sobre las 10.50 horas de la mañana de este sábado. Se tuvieron que desplegar todos los operativos necesarios para el rescate, lo que alertó a los bañistas de que algo estaba sucediendo cerca de la arena y llamó a numerosos curiosos.

El Centro Coordinador dio aviso a la Guardia Civil, Salvamento Marítimo, Servicio de Playas y a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES). Todos se desplazaron al lugar de los hechos. Una vez rescatado el cuerpo, Salvamento Marítimo y el Servicio de Playas confirmaron la defunción de la persona rescatada, que podría ser alguien que navegaba a bordo de una patera buscando las costas andaluzas. Esa es una de las líneas de investigación abiertas hasta el momento, ya que como observó la propia Guardia Civil en los datos ofrecidos a Emergencias, según la apariencia del difunto, «podría tratarse de una persona de origen subsahariano». Los datos oficiales de la investigación, hasta el momento, aseguran que el cuerpo se encontraba en «avanzado estado de descomposición», pero que «todavía se desconoce la identidad del fallecido y las causas de la muerte».

Sería una muerte más en las entrañas del Mediterráneo. Otra vida segada a aquellos que buscan una vida dorada en Europa jugándose la vida en una patera, en manos de mafias que los lanzan ante las fauces de la muerte en soñando con una tierra prometida. Con la llegada del buen tiempo al Mar de Alborán, la llegada de pateras se ha intensificado a las costas de Málaga. El último rescate fueron 53 personas que navegaban a la deriva el pasado 10 de julio. Coincidió con otra intervención donde se salvó a otros 36 subsaharianos en Motril. En total 89 almas que buscaban Europa a través del Mediterráneo.

El suceso recuerda el caso la patera perdida en el Mar de Alborán a principios de julio. El pasado día 5 se rescataba la embarcación «deshecha». «Ha sido dantesco, una auténtica tragedia. Son las cifras de desaparecidos más altas que nos hemos encontrado en la zona en la que trabajamos», explicó Miguel Zea, jefe del Centro Salvamento Marítimo Almería, cuando pisó tierra. Viajaban 52 personas. Un golpe de mar les volcó y cayeron todos al agua. Sólo hubo tres supervivientes que no se sabe cuánto tiempo estuvieron agarrados a los restos de la embarcación, viendo como desaparecían, poco a poco, 49 compañeros.

Toda la actualidad en portada

comentarios