SANIDAD

Ronda manda a su Policía Local para hacer frente a una protesta sanitaria contra Susana Díaz

La plataforma «Nuevo Hospital de la Serranía ¡Ya!» hizo una lectura de manifiesto y desplegó una pancarta

Susana Díaz, flanqueada por el gerente del nuevo hospital y Teresa Valdenebro, alcaldesa socialista de Ronda
Susana Díaz, flanqueada por el gerente del nuevo hospital y Teresa Valdenebro, alcaldesa socialista de Ronda - J. J. M.

Nada podía empañar el mensaje de defensa de la sanidad pública que la presidenta andaluza Susana Díaz iba a lanzar este lunes en la localidad malagueña de Ronda. La semana de la puesta de largo de la presidenta de la Junta –26 de marzo– como candidata a la Secretaría General del PSOE, no podía comenzar con borrones. Y menos en la inauguración de un nuevo Hospital en la provincia de Málaga. El siguiente fuego sanitario que el gobierno andaluz quiere apagar, tras Granada.

La apertura parcial del nuevo centro de Ronda debía ser una balsa de aceite, pese a que ha levantado las quejas vecinales. Lamentos que llevan 18 años siendo una reclamación por un hospital en la Serranía que pueda dar la cobertura necesaria a una población de 110.000 personas –según la plataforma «Nuevo Hospital de la Serranía ¡Ya!»–.

Los miembros de la plataforma sanitaria que ha mostrado su rechazo a Susana Díaz
Los miembros de la plataforma sanitaria que ha mostrado su rechazo a Susana Díaz- J. J. M.

Ante esto, basándose en una denuncia de que la apertura es deficiente, una pequeña delegación de vecinos, intentado protestar, se instaló en la puerta del nuevo centro sanitario. La idea era dar lectura a un manifiesto con las reclamaciones y recibir a la presienta Díaz con una pancarta en la que llamaban a la movilización por una sanidad digna. Pero nada salió como se esperaba por la intervención de la Policía Local.

«No nos pueden hacer nada mientras no seamos más de 19», explicaba uno los congregados, refiriéndose a las cuotas de la Ley de Seguridad Ciudadana. El primero en dar visos de nerviosismo fue el gerente del nuevo centro, José Antonio Ruiz Romero, que salió para mantener una conversación con el portavoz de la plataforma en privado, en el aparcamiento y alejado de los medios. Sólo ha trascendido la solicitud de los vecinos de ser atendidos por Susana Díaz. «Queremos explicarle qué deficiencias hay para que se mejore el servicio», ha señalado Agustín Rubira, portavoz de la plataforma.

Tras unos minutos de conversación entre ambos, Rubira se acercó a los medios para leer el manifiesto. Sus compañeros comenzaron a desenrollar la pancarta, que habían anunciado que iban a desplegar en el día anterior, pero no pudieron. La Policía Local se acercó a ellos para pedir documentación. Identificó al puñado de vecinos, anotó todos sus datos y les ordenó que no desplegaran nada. También se les dijo que las declaraciones a los medios de comunicación no se podían hacerse con la entrada del Hospital de la Serranía como fondo. Debían mirar hacia la carretera nacional, algo que no se produjo.

«Dicen que no puedes leer la carta con el hospital de fondo», le comunicaron a Agustín Rubira cuando ya todo estaba montado. «Dicen que nos tenemos que ir allí detrás», le precisaron antes los periodistas, que no movieron el lugar seleccionado. Los que sí tuvieron que ir abandonando la acera fueron el resto de vecinos, que fueron confinados en la valla junto a la carretera. Desde allí desplegaron sus pancartas y recibieron a Susana Díaz, desde la distancia, al grito: «sanidad publica y de calidad».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios