La viceconsejera de Salud, María Isabel Baena, en un acto sobre trasplantes en Málaga
La viceconsejera de Salud, María Isabel Baena, en un acto sobre trasplantes en Málaga - FRANCIS SILVA
CRISIS SANITARIA EN ANDALUCÍA

Salud reactiva la búsqueda de solución a los déficits de Málaga

La Consejería dará forma en una semana al grupo que abordará la reordenación hospitalaria, con el nuevo centro como objetivo

MÁLAGAActualizado:

Después de resolver el entuerto de Granada, la Consejería de Salud comienza a mover ficha con el resto de provincias en las que el malestar sanitario ha hecho mella. Y pronto le tocará a Málaga, que «presume» de padecer los peores ratios en distintas variables relacionadas con su sanidad pública. Antes de las destituciones en el departamento que dirige Aquilino Alonso, el propio consejero se comprometió a crear una mesa de trabajo para analizar la reorganización hospitalaria en la provincia. En ella participarían profesionales, sindicatos, plataformas y colegios, entre otros colectivos.

Desde entonces, nada nuevo se había sabido, lo que venía generando cierto malestar en alguno de los grupos concernidos. Según ha podido saber ABC, en los próximos días miembros de la Consejería de Salud al más alto nivel mantendrán una reunión interna en Málaga en la que se abordará cómo crear ese grupo de trabajo y se pondrán las primeras piedras de hacia dónde debe ir esa reorganización. La voluntad de la Consejería es que en los próximos meses pueda haber una conclusión del grupo técnico para este debate.

Hasta el momento, la opción más demandada es la de construir un nuevo hospital en la parcela aledaña al Civil. Para ello, la Diputación Provincial ha manifestado su voluntad de ceder el suelo e incluso aportar cuantías económicas para su construcción.

A pesar de la inquietud que sigue existiendo en algunos grupos de profesionales, Salud cuenta con la tranquilidad de que la «marea blanca» parece haberse desinflado. Al menos eso se desprende de la escasa participación en la última manifestación celebrada el pasado domingo.

A ello también pueden haber contribuido las negociaciones sobre otros aspectos mantenidas entre la nueva gerencia del SAS con los sindicatos. La semana pasada, Mariano Martín Patón se comprometió a no cerrar camas ni quirófanos en Málaga durante el verano, una de las fechas en las que más críticas despierta en la provincia malagueña la merma asistencial. Ello llevará implícita la sustitución del cien por cien de los profesionales y el mantenimiento de la apertura habitual de los centros de salud.