RONDA (MÁLAGA)

El Servicio Andaluz de Salud sanciona con 1.000 euros a la enfermera de la «doble boda»

Hija de un edil del PSOE de Ronda, falseó las fechas para gozar de un permiso pagado

MÁLAGAActualizado:

El caso de la «doble boda» de la hija del concejal socialista de Ronda destapado en agosto por ABC sigue en instrucción en los juzgados de la ciudad malagueña. El pasado 25 de septiembre, el gerente del Área de Gestión Sanitaria Serranía de Málaga, José Antonio Ruiz, presentó un escrito a la juez que lleva el caso en el que viene a demostrarse que Laura Jiménez, la novia de aquel polémico enlace matrimonial, trató de beneficiarse de unas vacaciones retribuidas que no le correspondían. Para ello, notificó al SAS que se casaba el miércoles 21 de junio, el mismo día en que comenzaba su contrato temporal de enfermera en el hospital de Ronda. En realidad, se había casado el sábado 17.

Así, tras su luna de miel, la joven se incorporó al trabajo dos semanas después de empezar su contrato sin que se le descontara del sueldo. Pero ante el estallido del escándalo, que motivó la dimisión de su padre como edil, la gerencia sanitaria se vio obligada a revisar el expediente. En el oficio librado al juzgado admite la «inexactitud» de la fecha reflejada en el documento en que la joven pedía el permiso. Y por ello, dado que entiende que no le correspondían las vacaciones matrimoniales, se informa de que se le han dejado de abonar las retribuciones salariales correspondientes a ese periodo, lo que equivalió a una merma económica para la interesada de 1.046,60 euros brutos.

¿Ha tenido más consecuencias para la hija del concejal el falseamiento de la fecha de su boda? Pues de momento no se conoce. El SAS anunció al revelarse el caso que abría una investigación de carácter reservado de la que se ha negado a dar información. En el escrito, el gerente del área sanitaria rondeña sí informa de que Jiménez terminó su contrato temporal el 22 de septiembre «y ya no tiene ningún vínculo laboral con este organismo»

«Cuestión familiar»

El escrito del SAS desmiente también el argumento esgrimido por el concejal José María Jiménez cuando presentó su renuncia echándose toda la culpa de lo sucedido. Entonces, aseguró que había modificado la fecha del acta matrimonial por una «cuestión familiar»: su hija quería casarse en día laborable (el 21) pero como la familia tenía más complicado desplazarse la boda se ofició el 17 (sábado). Jiménez y su hija son los dos únicos investigados por la juez de Ronda que lleva el caso. Se analiza si incurrieron en falsedad documental por el cambio de fecha del enlace.

El caso llegó a los tribunales después de que la regidora, Teresa Valdenebro, lo denunciase semanas después de estallar el escándalo. Entonces, dijo haberse sentido «engañada» pese a que fue ella misma quien ofició la boda más controvertida que ha tenido lugar en el municipio serrano en las últimas décadas. Alegó entonces de que no había reparado en el cambio de fechas porque «el acta matrimonial se firma, pero no se lee». La oposición pidió entonces su dimisión, a la que se negó.