Joaquín Campos durante la presentación en Málaga junto a Ángel Garó
Joaquín Campos durante la presentación en Málaga junto a Ángel Garó - ABC
LIBROS

Viaje a las calles más sórdidas de Asia

El malagueño Joaquín Campos narra en «20 brotes» algunas de las historias más oscuras de las principales ciudades asiáticas

MÁLAGAActualizado:

Es una experiencia de vida hecha ficción. El malagueño Joaquín Campos saca su sexto libro contando algunas de las experiencias más oscuras vividas en las calles de las principales ciudades de Asia, continente en el que ha vivido diez años. En «20 brotes» cuenta «la cara más sórdida del planeta, desde el punto de vista occidental». Una veintena de historias que emergen como problemas psicóticos. Sociedades que ha testado y escrutado en caída libre. «Es un libro a flor de piel», remarca Campos, que cuenta cómo es una madrugada en Bangkok, donde se presenta una oportunidad de matrimonio o la historia de una chica de diecisiete que decide buscar sexo entre adultos.

Hay un intento de atraco con burundanga, una enfermedad venérea de una amante pasajera o una traductora que desea cumplir en una misma noche todos sus sueños. «Son anécdotas muy enrevesadas», explica el escritor, que define Asia como «un destino sexual». Por esto, se cuenta la difusa línea que separa en Camboya a las prostitutas de las mujeres que no lo son o los centros de estética para señoras donde un hombre acude desesperado. Hay recuerdos del autor de una noche pequinesa cuando la memoria falla al despertar. «Soy el personaje de las historias, pero con las licencias que otorga la ficción», explica Joaquín Campos.

Sociedades que tienen atracción por las disminuidas físicas, donde se cuestionan las patologías tras la práctica de las lluvias doradas. «Es un viaje por las ciudades donde he estado y donde he vivido experiencias», apunta el escritor, que narra la llegada de una cooperante europea con ganas de marcha o la vida de una madre que no dispone de tiempo para dejar de hacer masajes. Existe una relación que se cae por la borda justo después de haber practicado sexo o la odisea para conseguir un visado a China cuando se está varado en Kuala Lumpur.

El libro es un cuestionamiento continúo del modelo de vida occidental, a través de lo más sórdido de las grandes ciudades de Asia. «¿Te convertirías en esclavo sexual dejándote agredir?», es una de las preguntas que plantea en estos brotes psicóticos, que narran la llamada del sexo o el sueño de conocer a un músico mientras se cocina para un grupo de millonarios en Washington D.C. Una obra en la que se busca que los lectores se rebelen porque se sientan parte de los relatos.