El sistema de dependencia permite hasta 70 horas de ayuda máxima al mes en su grado máximo, el III
El sistema de dependencia permite hasta 70 horas de ayuda máxima al mes en su grado máximo, el III - SUR
LEY DE DEPENDENCIA

Asuntos sociales «topa» el sistema y reduce a la mitad la ayuda a domicilio

De las veinte horas máximas al mes ahora sólo se permite a los técnicos que se encargan de evaluar diez horas

SEVILLAActualizado:

La Consejería de Asuntos Sociales ha reducido a la mitad el número de horas de ayudas a domicilio para la dependencia moderada. Así lo han denunciado los propios trabajadores de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia, encargados de gestionarlas. Sin cambiar la ley de Dependencia, que permite hasta un máximo de 20 horas mensuales de ayudas para las personas en grado I, ahora el técnico evaluador que rellena los datos del demandante del servicio se encuentra con que el programa informático sólo le permite poner un máximo de 10 horas porque está «topado»

Fue precisamente la diputada Esperanza Gómez Corona, de Podemos, la que preguntó en comisión parlamentaria a la consejera de Igualdad y Asuntos Sociales, María José Sánchez Rubio, sobre si existía una directriz para reducir el servicio de ayuda a domicilio de 20 a 10 horas en el grado I. Y la respuesta de la consejera fue categórica: «Pues no, no existe ninguna directriz, ni siquiera recomendación». Entonces Gómez Corona le replicó que en el programa «netgefix», el que usan los técnicos de Asuntos Sociales para evaluar el PIAS (plan individualizado de atención), hay una reducción de 20 horas a diez y no deja poner más para el grado I, en contra de lo que dice el real decreto-ley 20/2012 para la dependencia moderada.

Asimismo, la representante morada le informó a la consejera de la existencia de una instrucción interna, donde la propia Consejería habla de las diez horas mensuales, «se prescribirán las horas de atención personal con las de necesidades domésticas aunque excepcionalmente se podrán hacer por separado, pero en todo caso diez horas», afirmó Gómez Corona. Para esta diputada el objetivo es bien claro: «Aumentar el número de dependientes moderados a costa de reducir las horas, se aumenta la teleasistencia avanzada reduciendo la ayuda a domicilio».

La consejera negó que hubiera alguna directriz para reducir a la mitad las horas

La consejera defendió entonces que no iba a desaparecer la ayuda a domicilio con la teleasistencia avanzada. «Ahora mismo tenemos a 15.000 personas del grado I con ayuda a domicilio, y se han incorporado 1.500 más en lo que va de año, pero yo esa información no la tengo», afirmó María José Sánchez Rubio. «Se está revisando toda la demanda del grado 1 para ver si responde a las necesidades de las personas que están siendo atendidas, en total son 62.423 personas las que están en ayuda a domicilio, lo que supone un 31 por ciento del total de la propia Ley de Dependencia de Andalucía, un total de 362 millones de euros en 2017», manifestó la consejera con cifras, pero negando otra vez que hubiera alguna directriz para reducir a la mitad las horas de ayuda a domicilio. No obstante, instó a la diputada que le enseñara y compartiera con ella esa información después de las preguntas. Según la representante de Podemos, fue la propia directora gerente de la Agencia de Asuntos Sociales y Dependencia quien le reconoció que las ayudas tenían un tope «pero que si alguien necesitaba más de diez horas, bastaba que lo solicitara a los evaluadores para estudiarlo».

Geolocalización en la calle

La teleasistencia «avanzada» es un proyecto novedoso de 2017 que añade no mucho más que la básica actual. En ella se incluiría un detector de gas y humo y la geolocalización en la calle, aparte de la tramitación automática de la información del beneficiario de su historial médico. Ahora se realiza a través del teleoperador. No obstante, no está del todo definida, ya que el concurso que se convocó para prestar estos servicios se encuentra en estado de evaluación.

El servicio de ayuda a domicilio lo llevan a cabo profesionales cualificados con el objetivo de atender las actividades básicas de la vida diaria que necesite una persona en situación de dependencia. Para ello se otorgan transferencias a las entidades locales, con preferencia por la población dependiente en situación de emergencia o con dificultades económicas.

El máximo serían entre 56 y 70 horas al mes y el mínimo un máximo de 20 horas para los del grado I

Entre las ayudas destacan los temas relacionados con la alimentación, la ropa, la limpieza de la casa, el acompañamiento de la persona dependiente tanto de día como de noche, ayudarla a levantarse y acostarse, desarrollar habilidades sociales y de ocio, etc. El número de horas que corresponde a cada persona varía según su grado de dependencia y los servicios compatibles prescritos. El máximo serían entre 56 y 70 horas al mes para el grado III nivel 2 y el mínimo un máximo de 20 horas para los del grado I.