El personal de Enfermería reivindica su lugar en el SAS
El personal de Enfermería reivindica su lugar en el SAS - ABC

Los enfermeros advierten: «Realizar nuestras tareas es intrusismo y puede tener pena de cárcel»

Desde el sindicato Satse responden a los Técnicos de Cuidados Auxiliares de Enfermería sobre las labores de cada colectivo en el SAS

SEVILLAActualizado:

El personal de Enfermería advierte que quien haga sus funciones «estría incurriendo en un delito de intrusismo reconocido en el artículo 403 del Código Penal, que implica penas de hasta dos años de prisión». Esta advertencia la hace el sindicato de Enfermería Satse a raíz de las declaraciones de los responsables del sindicato de Auxiliares de Enfermería (SAE) en las que afirmaban que «llevan a cabo todas las tareas que no implican aguja».

Para el personal de Enfermería que ampara este sindicato, las palabras de los Técnicos de Cuidados Auxiliares de Enfermería podrían ser la prueba de un caso de intrusismo, penado por el Código Penal. Según Satse, los auxiliares dan «una visión distorsionada y en gran medida falsa de la labor que realizan», dando a entender «que llevaban a cabo funciones que corresponden a los profesionales de Enfermería».

El personal de Enfermería reivindica que son ellos y no los Técnicos de Cuidados Auxiliares de Enfermería los primeros en atender a lso enfermos en la sanidad andaluza puesto que el Triaje (la clasificación de enfermos a la entrada de las Urgencias) les corresponde a ellos. Desde Satse reconocen y aprecian la formación y tareas de los auxiliares, pero explican que ellos han pasado por una formación universitaria de Grado de cuatro años de duración y dos de especialización.

«Respetando profundamente la labor que realizan los auxiliares, Satse lamenta que lo que podría ser una justa reivindicación laboral se torne en un ataque innecesario a los profesionales de Enfermería», explican. La queja de los Técnicos de Cuidados Auxiliares de Enfermería pasaba por reivindicar que asumen más tareas de las que se supone deben hacer. Y que, además, hay veces que tienen que pedir a un enfermero la clave del sistema informático para actualizar datos porque ellos no tienen. Esto es especialmente grave, entienden desde el sector de la Enfermería, puesto que podría ser instrusismo. «Hacen una gran labor en equipo -reconocen desde Satse- pero tienen las tareas que tienen, que no son las nuestras».