Sáenz de Santamaría, flanqueada por Antonio Sanz y Juanma Moreno, este lunes en Málaga
Sáenz de Santamaría, flanqueada por Antonio Sanz y Juanma Moreno, este lunes en Málaga - EP
POLÍTICA

El Gobierno dice que Andalucía «merece una nueva financiación»

Sáenz de Santamaría emplaza al PSOE a buscar el consenso necesario; «tenemos ganas de entendernos», afirma

MÁLAGAActualizado:

«Andalucía merece una nueva financiación. Si hay voluntad, habrá nuevo modelo». La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha mostrado dispuesta este lunes en Málaga a reformar el sistema mediante el que se financian las comunidades autónomas. Eso sí, ha emplazado al Partido Socialista a «decir claramente que lo quiere» para ponerse a buscar el consenso necesario para su modificación. «Entonces podremos tenerlo porque tenemos ganas de entendernos», ha aseverado.

Sáenz de Santamaría ha hecho este anuncio, que podría propiciar un nuevo escenario de acuerdos con el Gobierno andaluz, durante un desayuno de Foru, Europa. Tribuna Andalucía, en el que ha presentado al delegado del Gobierno, Antonio Sanz. Durante su introducción, la vicepresidenta ha recordado que el actual modelo de financiación, tradicionalmente uno de los arietes del Ejecutivo de Susana Díaz contra el de Mariano Rajoy «no fue apoyado por el PP».

De ahí que haya considerado necesaria su reforma, porque además, ha dicho «estamos en el momento económico idóneo» para ello, aludiendo al crecimiento que observa España en los últimos tiempos. «Estamos creciendo y lo hacemos a buen ritmo, e, incluso, Andalucía, con una gran capacidad para crear empleo», ha dicho. Pero para ello Sáenz exige que haya consenso entre las comunidades autónomas y también entre los partidos políticos a nivel nacional.

El modelo de financiación es uno de los principales caballos de batalla que esgrime Andalucía en su política de confrontación contra el Ejecutivo central, asegurando sentirse discriminada con respecto a otros territorios. Hasta el punto de acumular un déficit, se inisiste, de unos 5.500 millones de euros. El pasado mes de septiembre, la presidenta mantuvo en el Palacio de San Telmo una ronda de contactos con los portavoces de los cinco grupos para trazar un frente común desde Andalucía para acelerar el cambio de modelo.

Andalucía quiere presentar la variable de la población como decisiva para el cálculo mediante el que se distribuyen los recursos, pues entiende que el modelo actual deja fuera a 220.000 andaluces. Asimismo, exige nivelar los servicios públicos para que las comunidades puedan hacer frente a sus competencias.