La directora del colegio de La Zarza avisó a la Guardia Civil de la ausencia de la madre de los pequeños - ALBERTO DÍAZ
HUELVA

La Guardia Civil estuvo en la casa de La Zarza días antes del hallazgo de los cadáveres de la pareja

Uno de los niños dijo a los agentes que su madre «estaba dormida» y que no les abriría la puerta

HUELVAActualizado:

Una patrulla de la Guardia Civil se personó el pasado miércoles 20 de septiembre en la vivienda de La Zarza-Perrunal (Huelva) en la que vivían los cuatro menores cuya madre y pareja fueron hallados muertos el sábado como consecuencia de un suicidio por ingesta de medicamentos. Los agentes no llegaron a entrar en la casa.

El coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, Ezequiel Romero, explicó ayer a los periodistas, que la visita se produjo tras una llamada de la directora del colegio al puesto de Calañas. En ella refería que ese día «vio que la madre no fue a buscar a uno de los niños que salía a las dos de la tarde, y tuvo que esperar hasta las tres que salió el hermano mayor».

Desde el puesto se mandó a la patrulla y sus agentes constataron que en la vivienda había niños pequeños pero éstos les dijeron que «si su madre no abría, que estaba durmiendo, que ellos no lo harían».

«No se pudo comprobar si estaba dormida o muerta, sin orden judicial no podían entrar, es verdad que podían haber ido posteriormente pero no se hizo, o al menos no tengo constancia de que se hiciera. No obstante lo vamos a comprobar», señaló el coronel jefe.