Andalucía

Juanma Moreno evita las zonas de conflicto del Partido Popular de Andalucía

La dirección regional se desvincula de la candidatura alternativa en Córdoba

Juanma Moreno evita las zonas de conflicto del Partido Popular de Andalucía
J.J. B. Sevilla - Actualizado: Guardado en: Andalucía

La palabra unidad fue la más utilizada por el presidente del PP andaluz ayer durante la celebración del Comité Ejecutivo Regional del partido que se celebró en la Palma del Condado. Juanma Moreno insistió en debatir «sobre ideas antes que sobre personas» en los congresos provinciales. Además, instó al partido a «mostrarnos como somos, mostrar cómo trabajamos, ser el partido útil de Andalucía, el único partido con recetas y capaz de dar soluciones a los problemas», frente a un PSOE y sus consejeros «que están volcados en hacer que su jefa sea secretaria general», y frente a otras formaciones «que tuvieron la suerte de ser llave para abrir la puerta a 40 años de socialismo, pero no han dado la vuelta a la cerradura».

La estrategia de la dirección regional sigue siendo no intervenir públicamente sobre las zonas de conflicto donde son más evidentes las luchas internas, las cuatro provincias en las que hay más de una candidatura. Se trata de evitar que la crisis tome una dimensión mayor y de paso evitar concretar apoyos a opciones que puedan fracasar en las urnas. En este sentido, fuentes de la dirección regional desvinculan a la cúpula del partido en Andalucía de la candidatura de Rosario Alarcón en Córdoba. Alarcón, a la que Moreno nombró recientemente portavoz adjunta en el Parlamento, dio la sorpresa en la junta directiva cordobesa al anunciar batalla a la candidatura de Adolfo Molina que había sido bendecida momentos antes por el presidente provincial José Antonio Nieto, quien había cargado contra la decisión del partido de impedirle presentarse por incompatibilidad a la reelección. Las mismas fuentes aseguran que la apuesta de Moreno en Córdoba es Molina, quien a todas luces vencerá en el congreso.

Luchas internas de Jaén y Sevilla

La ejecutiva regional evita pronunciarse en las luchas internas de Jaén o Sevilla donde el margen entre los candidatos es más ajustado. En Sevilla, el comité organizador del congreso validó ayer 2.449 avales de Juan Bueno por 1.622 de Virginia Pérez. En cuanto a Granada, desde la dirección regional restan importancia al galimatías que plantea la triple candidatura y sus consecuencias. Apriori, la del presidente provincial Sebastián Pérez arrasa en avales, 6.000 frente a 2.000 de García Montero.

En Granada se vota el lunes en primera vuelta. Como en el resto de provincias, si alguno de los precandidatos obtuviese más de la mitad de los votos válidos emitidos, y hubiese logrado una diferencia igual o superior a 15 puntos sobre el resto de precandidatos, será proclamado ante el congreso como candidato único.

Toda la actualidad en portada

comentarios