Juana Rivas durante la vista que se celebró en los juzgados de Granada
Juana Rivas durante la vista que se celebró en los juzgados de Granada - EFE/PEPE TORRES

La Junta de Andalucía no dará asistencia jurídica a Juana Rivas al estar en Italia

La consejera María José Sánchez Rubio desvela que la administración sólo puede personarse en los casos de muerte por violencia de género

SEVILLAActualizado:

La consejera de Igualdad, María José Sánchez Rubio, explicó este miércoles en el Parlamento que la Junta está buscando cómo amparar «normativamente» una ayuda para la asistencia letrada de Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que será juzgada en junio por sustracción de menores tras llevarse a sus hijos y no entregarlos al padre al que acusa de malos tratos.

La presidenta Susana Díaz se comprometió a ayudar a Juana Rivas cuando su caso saltó a los medios de comunicación el pasado verano, si bien la consejera de Igualdad asegura ahora que no puede personarse la Junta al estar en Italia.

Tampoco como acusación particular ya que este caso es sólo para víctimas fallecidas de violencia de género, según estipula la ley.

La consejera ha lamentado que las acciones de la Junta en torno a este «dramático» tema se vean «encorsetadas» por el hecho de Juana se haya desplazado a Italia y de que el padre sea quien tiene la tutela de los menores. Así, Sánchez Rubio ha explicado que se buscarán «mecanismos» para ayudar, posiblemente a nivel económico, a la madre en la asistencia letrada, porque la asistencia jurídica en casos similares es gratuita en Andalucía, pero este derecho se desactiva en otros territorios.

Sólo en caso de muerte

«Tenemos que ver cómo, normativamente, podríamos amparar la posible ayuda para la asistencia letrada aquí o allí, pero hay que darle norma, porque la norma tal y como está delimita dónde y cómo», ha dicho la consejera, quien se ha referido a la asistencia jurídica que «no es lo mismo» que la personación en la causa, algo que no sería posible en el caso de Rivas porque la ley estipula que la Junta puede personarse sólo en aquellos casos donde se ha dado el fallecimiento de la mujer víctima por violencia de género.

Sánchez Rubio ha recordado que el caso de Juana Rivas fue «tormentoso» y destacado que tanto ella como sus hijos tuvieron atención por parte del centro de la mujer «ante una situación que era de evidente violencia de género que repercutía claramente en los menores».

De este modo, ha consejera ha asegurado que la mujer ha tenido «acceso a todos los servicios al igual que el resto de mujeres víctimas e, incluso, se ha hecho alguna excepción positiva» en su caso. Además, ha explicado que Rivas tuvo acceso a la asistencia jurídica gratuita y a ayudas económicas que «al salir fuera dejó de percibir».

Así, el problema, según la consejera, es que al estar en Italia no se le puede seguir prestando la asistencia jurídica gratuita porque es algo que se tiene que prestar en el país de origen. «El turno de oficio no lo podemos prestar en Italia, eso es una realidad, ahora estamos viendo qué posibilidades podríamos tener para intervenir en Italia y qué ayudas se le podría dar», ha dicho la consejera.

Sánchez Rubio ha querido dejar claro que el Gobierno andaluz comparte la «frustración» que pueda tener la sociedad respecto a este tema. «Tenemos que buscar dentro de esta situación tan perversa para esa madre y esos hijos cómo podemos intervenir», ha dicho, al tiempo que ha abogado por «remover cielo y tierra» para poder prestar en este momento ayuda a la madre de Maracena porque hasta ahora la Junta ha venido interviniendo «al máximo».

La decepción de IU

La diputada de IU Elena Cortés ha mostrado su «decepción» ante las palabras de la consejera porque esperaba que la Junta «removiera todos los obstáculos que impiden el reconocimiento del derecho en condiciones de igualdad» como sucede, según ha dicho, en el caso de Juana Rivas.

«Esperaba que moviese todos los obstáculos que permitan el amparo y la protección jurídica internacional de Juana Rivas y de los menores que están en situación de grave riesgo», ha criticado.

Cortés ha afirmado que «hay que cambiar muchas cosas y modificar muchas leyes» pero la prioridad del Gobierno andaluz debe ser «impedir que una andaluza y unos menores andaluces estén en situación de desamparo porque Juana Rivas sufre violencia económica desde que se le retiró la renta por haberse marchado a Italia».

Ciudadanos defiende al Gobierno andaluz

De su lado, la diputada de Ciudadanos Marta Bosquet ha defendido que respecto al tema de la personación de la Junta en el caso, que no es posible «normativamente» que se lleve a cabo en el caso de Rivas y, aunque existen mecanismos para modificar leyes, «no se pueden cambiar a la carta por un caso concreto ni la Junta se podría personar en todos los que hubiera porque hay demasiadas Juanas Rivas en Andalucía».

Por ello, ha añadido que el Gobierno andaluz, dentro de la legalidad, por ahora «no puede hacer más de lo que está haciendo», sin embargo, ha pedido que se estudie la manera de que lleguen «todos los recursos posibles» en forma de ayudas económicas a Rivas para su asistencia jurídica en Italia porque un turno de oficio en ese país sería algo «sumamente difícil».

Solución imaginativa de Podemos

La diputada de Podemos Esperanza Gómez, por su parte, ha invitado a la Junta a que busque una «solución imaginativa» para que Rivas pueda contar con un abogado en Italia porque «ella no tiene medios y ha perdido la ayuda que recibía. Exijo un esfuerzo porque sus niños están con un maltratador».

Además, resaltado uno de los «mayores problemas» que es, a su juicio, que Juana Rivas se puede enfrentar a una condena por sustracción de menores después de que ella decidiera «traerse a los niños porque entendió que estaban en peligro». Así, del mismo modo, ha solicitado a las administraciones que «arbitren una solución imaginativa» para evitar que Juana entre en la cárcel por un delito de sustracción de menores.

Las dudas del PP

Por parte del PP, la diputada Arancha Martín ha hecho un llamamiento para que, ahora que se está tramitando en el Parlamento las modificaciones de la ley sobre la violencia de género, se aproveche para «mejorar algunas cuestiones». En este sentido, ha puesto el ejemplo de lo que dice la ley sobre la personación de la Junta en casos de violencia de género, donde se apunta que sólo podrá hacerlo cuando se de la muerte de la víctima en la comunidad andaluza.

«Si mi vecina vive amenazada en Almería y sale a Murcia y así es asesinada ¿Ahí se terminaría la posibilidad de personación de la Junta», se ha preguntado la popular, quien ha apuntado que estas son «dudas» que deberían tratarse durante la tramitación de las modificaciones a dicha ley.