Un guardia civil muestra cómo funcionan los detectores de metales que expolian el patrimonio
Un guardia civil muestra cómo funcionan los detectores de metales que expolian el patrimonio - ABC

La Junta prohíbe los detectores de metales en todos los rincones de Andalucía

La nueva Ley de Patrimonio Histórico elimina estas prácticas porque consideran que son la principal amenaza a los yacimientos

SEVILLAActualizado:

El Consejo de Gobierno inició este martes los trámites para modificar la Ley de Patrimonio Histórico, una norma que, tras las relativas a las políticas sociales o las que afectan al bolsillo, es de las que más impacto tiene en la vida de los andaluces. Porque casi todos los cascos históricos de las ciudades están protegidos en su integridad (como el de Córdoba) o en su mayor parte (Sevilla, Granada..) y eso por no hablar de ciudades como Úbeda y Baeza que son tesoros del patrimonio histórico.

La nueva ley va a recoger de forma expresa la prohibición del uso de los detectores de metales con carácter general, ya que la Junta considera que son la mayor amenaza para la pervivencia del patrimonio arqueológico, muy por encima de la construcción de infraestructuras.

Se pretende evitar con esto a los conocidos como «piteros» y sólo se podrán usar esos detectores para actividades expresamente autorizadas para ello pero no de manera privada en ningún rincón de Andalucía.

Esto supone el fin de estas prácticas en las playas de Andalucía donde, al caer las tardes sobre todo en verano, es frecuente encontrar a personas buscando metales olvidados o perdidos entre la arena.

Respecto a los bienes reconocidos por la Unesco —ahora siete como Patrimonio Mundial y dos como Patrimonio Cultural Inmaterial—, el anteproyecto de ley obliga a realizar una «evaluación de impacto patrimonial» siguiendo así las recomendaciones de la Unesco.

Se trata de un informe que pretende garantizar que también se protegen los entornos de estos patrimonios mundiales y evitar episodios como el que sucedió en Sevilla con la Torre Pelli.