Andalucía

¿Por qué llega una patera a una playa turística?

Unos 40 inmigrantes desembarcaron el otro día en Tarifa ante el asombro de los veraneantes. Una de las hipótesis es que la embarcación sufriera un desvío fortuito de la ruta inicial

SevillaActualizado:

No es excepcional que embarcaciones irregulares cargadas de inmigrantes lleguen a las costas andaluzas, principalmente de Cádiz por su proximidad con el continente africano. Sin embargo, lo que sorprende es que las pateras alcancen zonas tan turísticas como puede ser la playa de los Alemanes, localizada en Atlanterra, Tarifa. Esto es precisamente lo que ocurrió el miércoles cuando los turistas asistían atónitos a una estampa nada habitual en esta zona. Una embarcación neumática, de unos seis metros de largo, llegaba a plena luz del día, impulsada por las olas, a esta playa de Tarifa.

Los pasajeros desembarcaron rápidamente ante la sorprendida mirada de los bañistas que disfrutaban de una tranquila jornada de playa. Nada más tocar tierra, los inmigrantes se perdieron entre los veraneantes y corrieron tierra adentro.

Pero esto no es lo habitual. Este tipo de embarcaciones suelen llegar a zonas costeras más vírgenes, alejadas de los turistas, donde abunda la vegetación y, por tanto, les es más fácil esconderse. Fuentes consultadas por este periódico consideran que la llegada hasta la playa de los Alemanes pudo deberse a un desvío fortuito, ya que la zona en la que tradicionales suelen arribar este tipo de embarcaciones es la playa de El Cañuelo, situada justo al lado, apenas las separan 300 metros.

Otra de las hipótesis que se barajan es que las mafias dedicadas a la inmigración irregular estén actuando de forma similar a las redes de narcotraficantes. Así, no se descarta que estén utilizando embarcaciones nodrizas de grandes dimensiones desde donde parten pequeñas lanchas que son lanzadas al mar a su propia suerte.

En apenas 24 horas, Salvamento Marítimo ha rescatado en la zona del Estrecho a 46 inmigrantes irregulares que viajaban en siete pateras, una de ellas una embarcación tipo «toy» que fue interceptada en las inmediaciones de la playa de Valdevaqueros, en Tarifa.

El fin de semana pasado sorprendía la llegada de otra lancha neumática a la playa de La Redondela, situada en el término municipal de Isla Cristina. Una zona que aunque cumple algunas de las características que buscan los inmigrantes irregulares —abundante vegetación y no muy concurrida de turistas— está muy alejada de las tradicionales rutas de las mafias dedicadas al tráfico ilegal de personas. Hay que remontarse hasta el año 2011 cuando Huelva vivió otra situación similar. En aquella ocasión la Guardia Civil y Salvamento Marítimo interceptaron una embarcación en la que viajaban 28 inmigrantes, tras cuatro días de dura travesía por el Atlántico. Entonces se apuntó al fuerte viento de levante como la causa de que arribara a la costa onubense.