Andalucía

Málaga y Granada se quedan sin opción a la Agencia Europea del Medicamento

Un acuerdo político de PP, PSOE, Cs, En Comú y UPN apoyaron una proposición no de ley para llevársela a Barcelona

Aspecto estos días de Congreso de los Diputados
Aspecto estos días de Congreso de los Diputados - JAIME GARCÍA
F. DEL VALLE Málaga - Actualizado: Guardado en: Andalucía

Por segunda vez en dos días, el Congreso de los Diputados señaló ayer tarde a Barcelona como el destino idóneo para albergar la Agencia Europea del Medicamento, ahora con sede en Londres. Se trata de un mazazo que ya parece definitivo para las aspiraciones que tenían Málaga y Granada de acoger esta institución en el momento en que el Brexit se haga carne y tenga que abandonar las islas británicas.

Si el miércoles era la comisión de Exteriores la que aprobaba una proposición no de ley para pedir al Gobierno que promueva la candidatura catalana (hay numerosos pretendientes de otros países), ayer repitió la de Sanidad. La primera fue impulsada por PDeCat (antigua Convergencia).La segunda, por Esquerra. PP, PSOE y Ciudadanos dieron a ambas su apoyo. Sólo Unidos Podemos y Compromís evitaron votar a favor.

El alcalde de Málaga, el popular Francisco de la Torre criticó el acuerdo

Los anhelos de Málaga y Granada han caído en saco roto. Es más, pareciera incluso que nadie les ha escuchado; no han sido tenidas en cuenta en absoluto. El alto comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, apuntaba ayer que tanto Madrid como Barcelona podrían ser de de este organismo. Ni una mirada hacia el Sur. Una circunstancia que deja en evidencia el nulo poder de presión que ha tenido la Junta de Andalucía, que a diferencia de la Generalitat catalana, apenas ha salido a la palestra para defender las opciones andaluzas. Sólo ayer, ya conocido el primer varapalo, apareció el consejero de Salud para afirmar que la región tiene «las condiciones ideales» para subirse a ese tren. Algo que de nuevo fue ayer muy criticado por el alcalde de Málaga, el popular Francisco de la Torre, quien más ha presionado levantando el dedo para su ciudad desde el mismo momento en que se conoció el referéndum británico.

De la Torre fue ayer más allá en sus críticas y tachó de «insolidario» el acuerdo político. «Pensar que el problema de soberanismo catalán se va a solucionar así es un error», dijo, ante lo que calificó de «oportunidad perdida para la cohesión regional en España y en Europa». También el alcalde de Granada, el socialista Francisco Cuenca, se quejó este jueves de la decisión de (entre otros) los diputados de su propio partido. «No hay ninguna otra candidatura que pueda superar» la suya, incidió. Y pidió al Gobierno central que «no mire solamente, como otras veces ha pasado, al norte de España»

Toda la actualidad en portada

comentarios