Manuel Chaves a su llegada a los juzgados de la Audiencia Provincial de Sevilla
Manuel Chaves a su llegada a los juzgados de la Audiencia Provincial de Sevilla - RAÚL DOBLADO
CASO ERE

«El mayor caso de corrupción de la historia de España»

Reacciones políticas a la declaración en el juicio del caso ERE del expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves

SEVILLAActualizado:

El precedente de ver a un expresidente andaluz en el banquillo de los acusados ya lo sentó la semana pasada José Antonio Griñán, pero no por ello la expectación por ver a Manuel Chaves en el mismo lugar ha sido menor. Los partidos políticos han reaccionado ante la esperada declaración del que fuera el presidente de los andaluces entre los años 1990 y 2009.

Manuel Chaves ha declarado este lunes en la Audiencia Provincial de Sevilla que «conocía que en el Gobierno de la Junta se daban ayudas sociolaborales, pero no cómo se daban». En referencia a estas palabras, el vicesecretario general de Sectores Productivos del PP Andaluz, Pablo Venzal, ha replicado que «alguien que ha sido presidente de la Junta no se puede escudar en que desconocía cómo se hace y cómo se ejecuta su presupuesto y cómo funcionan sus políticas activas de empleo».

Aunque «como estrategia de defensa es respetable», Venzal ha denunciado que «no resiste el menor análisis y es un insulto a la inteligencia de los andaluces», al tiempo que ha asegurado que «todo el mundo sabe que ese dinero se repartía con nula publicidad, con opacidad y que los beneficiarios siempre eran personas amigas, del entorno del partido y empresas ligadas a su forma de hacer política».

A este respecto se ha referido también su compañero de partido,

Javier Maroto
Javier Maroto - EP

Javier Maroto, vicesecratario sectorial del PP, que ha preguntado al líder del PSOE, Pedro Sánchez, si no «le produce sonrojo descubrir que el señor Chaves ha estado en un chalé en Huelva de vacaciones pagado o prestado por la misma persona a la que, por la puerta de atrás, se le firmaban ERE para su familia o sus empresas». Ha opinado, además, que este caso se está convirtiendo «en el mayor caso de corrupción de la historia de España, desgraciadamente para los andaluces y para los españoles».

Desde el PSOE, Carmen Calvo, su secretaria de Igualdad, ha rechazado desde Madrid señalar si considera verosímil que Chaves, como presidente de la Junta, desconociera cómo se adjudicaban esas ayudas socioalaborales. Opinar al respecto, ha dicho, sería «interferir en la estrategia de defensa» a la que Chaves, como cualquier ciudadano, tiene derecho.

«Esperamos justicia, como siempre. Y en lo personal, todo nuestro apoyo para que la justicia determine su inocencia, entre otras cosas porque su inocencia es un derecho que ellos tienen y tienen todos los hombres y mujeres de este país mientras que no son condenados».

Y desde Andalucía también se ha pronunciado Juan Cornejo, secretario de Organización del PSOE-A, que ha expresado el «respeto total y absoluto» a los procesos judiciales, y ha reiterado que su partido confía totalmente en la «inocencia, honestidad y honradez» de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Gríñán. «Estamos convencidos de que la inmensa ma

Antonio Maíllo
Antonio Maíllo - EP

yoría de los andaluces y de los españoles saben que son dos personas íntegras».

Desde los partidos de izquierda han lamentado la «vergüenza» que les produce ver a un expresidente de la Junta en el banquillo, según palabras de Pablo Pérez Ganfornina, secretario de comunicación de Podemos Andalucía. Antonio Maíllo, coordinador general de IU-A, ha declarado, por su parte, que «lo que pase judicialmente no lo absuelve políticamente».