ESCUELAS INFANTILES

¿Por qué a nadie le gusta el nuevo decreto de guarderías de la Junta de Andalucía?

Patronal y sindicatos se han manifestado este miércoles delante del Parlamento de Andalucía para mostrar su rechazo

Unas 800 personas se han manifestado este miércoles delante del Parlamento de Andalucía - RAÚL DOBLADO
ROMUALDO MAESTRE Sevilla - Actualizado: Guardado en: Andalucía

San Juan de Ribera sin número era este miércoles femenina y manifestante. La acera que da a la fachada del Parlamento de Andalucía estaba tomada por unas 800 voces y silbatos contra el nuevo decreto de la Junta que va a cambiar las ayudas para las guarderías. No en vano el 95 por ciento de las personas que trabajan en las escuelas infantiles, como ellas prefieren llamarlas y a nosotros nos cuesta encajar en un título, está en manos de mujeres. La Policía tuvo en Sevilla que vérselas y deseárselas para que los viandantes ajenos a la protesta pudieran pasar por delante del Hospital de las Cinco Llagas. De los tres carriles de coches, además, uno estaba ocupado por las fuerzas del orden.

El más difícil todavía, la reforma de la Consejería de Educación ha unido a todos los actores, patronal, sindicatos y familias, que ven como es casi imposible casar cantidad con calidad. «No se puede con el mismo dinero, congelado desde 2009, añadir más guarderías sin aumentar apenas el presupuesto», señala a este periódico Maribel Uncala, vicepresidenta de Escuelas Infantiles Unidas, una de las patronales. «En el tema de los centros, Educación sólo ha conseguido que se adhieran la mitad, unos 300, de los 600 que habían calculado, lo que demuestra el fracaso de este nuevo decreto, es urgente una rectificación inmediata», manifiesta Uncala entre las consignas ensordecedoras de las mujeres protestando.

Protestas a las puertas del Parlamento por el decreto de guarderías
Protestas a las puertas del Parlamento por el decreto de guarderías- RAÚL DOBLADO

Diego Molina Collado es el secretario general de Enseñanza de CC.OO. en Andalucía, el sindicato mayoritario en el sector de las escuelas infantiles y convocante de los dos días de huelga, ayer y hoy, en las guarderías. «No estamos de acuerdo con este nuevo decreto ni en la forma ni en el contenido. Respecto a lo primero nos han ninguneado, se han negado a negociar nada, no se han sentado en la mesa de infantil nada más que para decirnos lo que ya habían hecho por el ordeno y mando. En cuanto al contenido del nuevo decreto creemos que es para liberalizar aún más el sector, dar la oportunidad para que los grandes centros se coman a los más pequeños bajando los precios», apunta Molina.

«Cifras muy ajustadas»

Sin embargo, Maribel Uncala, de la patronal, maneja otros datos: «De los 1.900 centros adheridos, sólo 130 han bajado los precios, lo que demuestra que las cifras que utiliza la Consejería de Educación están muy ajustadas». Cuando se le pregunta por las modificaciones introducidas por Ciudadanos en el borrador inicial para que se apruebe en el Parlamento, Uncala pone de manifiesto que en el tema de los plazos le han hecho caso, «el problema es que falta por concretar el cuántos hay y cuándo son, lo que demuestra que esto es una chapuza a medio hacer».

CC.OO. calcula un seguimiento del 85 por ciento de la huelga

Los que más han notado el descontento del nuevo plan han sido las familias que el miércoles no pudieron dejar los bebés de hasta tres años en las guarderías. «A pesar de que la Consejería de Educación nos ha puesto unos servicios mínimos abusivos, nosotros calculamos un seguimiento del 85 por ciento, nada más hay que ver el éxito que ha tenido la convocatoria de hoy aquí», afirma el dirigente sindical de CC.OO. Para no salirse de los guiones al uso los números de la Administración no coinciden ni por asomo, sólo han secundado el paro un 17%.

María Dolores Fernández-Figueroa Guerrero es la responsable de educación infantil de USO, está preocupada no solamente por el futuro de los trabajadores «con la competitividad y el mismo dinero creemos que bajará considerablemente la calidad», sino también por las familias afectadas que recibirán menos bonificaciones si hoy el nuevo decreto sale adelante.

Menos dinero con dos

Es por eso mismo por lo que María Gutiérrez, madre de dos niños pequeños, se ha acercado a las vallas donde reside la soberanía del pueblo andaluz. «He visto las tablas de las nuevas ayudas, con mi segundo hijo en la guardería recibo este año menos dinero que cuando sólo iba uno, inconcebible», se queja con una pancarta en la mano en contra de la nueva ley.

Los políticos, tan acostumbrados a buscar la foto y el aplauso, salieron ayer de la Cámara para apoyar las protestas. Todos no, claro. Lo hicieron los populares con Juanma Moreno a la cabeza, que saludó a diestro y siniestro. «Derogaremos este decreto si llegamos a gobernar en Andalucía, está tan mal hecho que ha unido a patronal y sindicatos, nada más hay que ver aquí las banderas», manifestó a este redactor. «Es un nuevo ordeno y mando de la Junta al que nos tiene acostumbrados, sin diálogo», concluyó. También salieron los de IU y Podemos. Adelaida de la Calle, la consejera de Educación, se hizo una foto de rigor con un pequeño grupo de niños dentro para mostrar que cuenta con apoyos. Juan Marín, de Ciudadanos, le invitaron a salir fuera del recinto, pero prefirió quedarse dentro justificando que es que había pleno y no podía faltar.

Toda la actualidad en portada

comentarios