El portavoz socialista en Andalucía, Mario Jiménez
El portavoz socialista en Andalucía, Mario Jiménez - EP

El PSOE andaluz respalda a Rajoy y valora la postura de Pedro Sánchez

IU y Podemos siguen adelante con su propuesta de crear una mesa de diálogo sobre el papel de Andalucía

SEVILLAActualizado:

Los últimos acontecimientos en el Parlament de Cataluña han marcado la actualidad también en la Cámara andaluza, donde sus señorías han mantenido la gestión diaria, con las comisiones y las comparecencias ante los medios de comunicación, aunque con la mirada puesta en lo que decidía tanto el Gobierno de España como el líder del principal grupo de la oposición, Pedro Sánchez.

Desde el PSOE andaluz, su portavoz Mario Jiménez, apoyaba explícitamente las decisiones del Consejo de Ministros, «con mesura y prudencia», al tiempo que compartía la necesidad de una «aclaración» por parte de Puigdemont.

«Ha sido una farsa y un chantaje. Declara la independencia, después la suspende y luego se va a una sala aparte para declarar la independencia en lo que ha sido una absoluta falta de respeto al Parlamento de Cataluña, al Estatut y a la Constitución Española» ha dicho Mario Jiménez quien también «ha valorado» la respuesta de la dirección federal del PSOE en este mismo sentido.

Izquierda Unida y Podemos mantienen, sin embargo, una postura radicalmente diferente. Es más, Antonio Maíllo, coordinador de IU, ha explicado que mantiene la convocatoria de una mesa de diálogo para acordar, entre todas las fuerzas políticas y diferentes entidades, cuál debe ser el papel de Andalucía en este conflicto.

«Es un conflicto de extrema profundidad y debemos ser parte de la solución. Celebramos que ayer no se produjera una declaración de independencia, así que apelamos al diálogo tras la bajada de balón en el conflicto». Antonio Maíllo no ha dudado, sin embargo, en criticar tanto a Rajoy como a Puigdemont, «Es necesario el diálogo para evitar el abismo y a estos dos sujetos que ya están amortizados, les pedimos que hablen y den tranquilidad a la gente».

La diputada de Podemos Carmen Lizárraga también abogaba por esta solución. «Nos quedamos con lo positivo. Puigdemont abrió paso al diálogo así que pedimos que no se aplique el 155 porque se abrió una puerta que debemos aprovechar. Las dos partes tienen que hablar sin condiciones inasumibles».