Imagen de la sala de espera de urgencias del Hospital Macarena en uno de los picos de asistencia
Imagen de la sala de espera de urgencias del Hospital Macarena en uno de los picos de asistencia - ABC
NUEVO PLAN DEL SAS

Radiografías y análisis durante 24 horas en los centros de salud para liberar las urgencias

Un equipo de expertos está estudiando en qué centros, de los que ya abren todo el día, se implantarán estos nuevos servicios

SEVILLAActualizado:

El Servicio Andaluz de Salud quiere dar un giro a las urgencias porque considera que es un servicio prioritario para los andaluces. Aunque el director de Plan de Urgencias, Luis Jiménez, parte de la base de que se han mejorado mucho desde el año 2014 y prestan una buena asistencia, la cúpula del SAS explicó ayer los cambios que está planteando. Y que se centran en la Atención Primaria, la puerta de entrada al sistema y donde se podrían resolver un gran número de casos.

Los directivos del SAS afirman que casi la mitad de quienes acuden a urgencias a un hospital no deberían haber llegado hasta allí porque sus patologías son menores, por eso van a tratar de que se queden en los centros de salud más cercanos a sus domicilios. Así, el SAS va a poner en funcionamiento servicios de 24 horas para radiografías y análisis de urgencias en los centros de salud que se consideren estratégicos.

En la actualidad hay 525 puntos de urgencia en Atención Primaria repartidos por todas las provincias andaluzas de la siguiente manera: en Almería hay 7 equipos móviles y 39 puntos fijos, en Cádiz hay 24 equipos móviles y 48 puntos fijos; en Córdoba 18 equipos móviles y 46 puntos fijos; en Granada 12 equipos móviles y 46 puntos fijos; en Huelva hay 8 equipos móviles y 37 puntos fijos; en Jaén: 9 equipos móviles y 51 puntos fijos; en Málaga: 30 equipos móviles y 47 puntos fijos , mientras que en Sevilla: 36 equipos móviles y 67 puntos fijos. A estos hay que añadir los puntos de urgencias de los hospitales que son cuatro en Almería, cinco en Cádiz, seis en Córdoba y el mismo número en Granada, tres en Huelva, siete en Jaén, ocho en Málaga y diez en Sevilla.

El próximo 12 de diciembre la dirección del SAS se renirá con los grupos de trabajo que están analizando la situación actual de las urgencias para decidir en qué centros de salud se implantan estos nuevos servicios que pueden ayudar a diagnosticar un gran número de patologías sin necesidad de ir a los hospitales. En función de la demanda, se elegirán estos centros de salud y se empezará a prestar este servicio, que todavía no tiene fecha de entrada en vigor. Para ello se van a analizar las demandas de urgencias en estos centros abiertos 24 horas a partir de las diez de la noche, si bien la propia dirección del SAS es consciente que la demanda asistencial baja considerablemente a partir de las diez de la noche en estos centros sanitarios.

El director del Plan de Urgencias, Luis Jiménez explicó ayer que el objetivo es reducir los tiempos de espera en las puertas de los hospitales, si bien se mostró razonablemente satisfecho con la respuesta actual. Según explicó, a los pacientes críticos se les atiende inmediatamente, mientras que el tiempo de espera para los de grado 2 (graves pero no críticos) es de 8,5 minutos, por debajo de los quince minutos que recomiendan los expertos en la medicina de emergencias. Claro que la espera aumenta para los casos menos graves. Así, los catalogados como grado 3 tienen que esperar una hora para ser atendidos, tiempo que sube hasta los 80 minutos en los de grados 4 y 5.

El actual sistema tiene varias dificultades que reconoce el propio directivo del SAS. Así, las horas de mayor demanda son las dos de la tarde y las siete de la tarde, «que es incompatible con los actuales turnos de los trabajadores. Necesitaríamos un turno intermedio de 12 de la mañana a 7 de la tarde en urgencias que ahora mismo no es posible si bien lo estamos negociando con los sindicatos».

Sala de espera y camillas

El director del plan de urgencias también culpa a los medios de «la mala imagen que se transmite cuando se ve en los periódicos una sala de espera atestada de personas y quizás no haya tanta gente sino que la sala de espera es pequeña». También defiende que haya camillas en los pasillos de las urgencias, «¿dónde vamos a poner a las personas? ¿en el suelo? Los ponemos en sillones, en sillas de ruedas para que puedan ser trasladados o en camillas si son personas que llevan años encamadas y no se levantan. Pero eso no quiere decir que no estén atendidos, hay muy buenos profesionales en urgencias en Andalucía».

En la actualidad hay seis mil profesionales que trabajan en las urgencias del SAS que cuenta con 49 servicios de urgencias en los hospitales (uno más que el año pasado con la apertura del de Lebrija, en Sevilla).