Sonia Barea en la sede judicial de la Junta de Andalucía
Sonia Barea en la sede judicial de la Junta de Andalucía - EFE
Sucesos

Los secuestros parentales más mediáticos de los últimos años en Andalucía

La sevillana Sonia Barea es la última de una lista que ya ocuparon madres como Juana Rivas, María Salmerón y Carmen Palomino

SEVILLAActualizado:

Los secuestros parentales en España se cifran en unos 200 anuales y muchos de ellos se han producido en los últimos años en Andalucía. Entre ellos hay que saber diferenciar los que se produjeron por venganza, por disconformidad con la justicia o los que, simplemente, querían proteger a sus hijos de sus parejas.

El caso de la sevillana Sonia Barea, la mujer que denunció a su ex marido, Manuel Lebrón, por el secuestro de sus hijos ha sido el último de una lista que cada año va a más. Juan Rivas, María Salmerón, Carmen Palomino, el caso de Alcalá la Real o el de José Bretón.

Entre los casos citados hay disparidad de situaciones. En algunas el secuestro de los hijos se hizo por disconformidad con la justicia o por venganza, como pudo ser el caso de Manuel Lebrón, una persona condenada que esperaba su entrada en prisión. Hace tiempo que protagoniza episodios violentos contra sus vecinos, ex pareja o incluso los agentes del orden con los que en su día compartía una profesión.

Es por su historial delictivo que el secuestro parental de sus dos hijos, Manuel y Violeta, de 9 y 10 años respectivamente, hizo saltar todas las alarmas. No obstante, la Policía Nacional de Sevilla recuperó a los niños en buen estado junto a su padre en una vivienda de una amiga en Dos Hermanas.

Los casos de Juan Rivas, María Salmerón, Carmen Palomino y Ruth Ortiz tenían algo en común: todas habían denunciado a sus ex parejas por presuntos malos tratos. En estos últimos casos hay que diferenciar el de Ruth Ortiz, que perdió a sus hijos a manos de su ex marido José Bretón, actualmente condenado por la Audiencia de Córdoba por el asesinato de los dos menores.

Juan Rivas, María Salmerón, Carmen Palomino fueron protagonistas en los medios de comunicación por incumplir sus custodias compartidas. Ambas se ampararon en los presuntos maltratos de sus exparejas para no entregarles a sus hijos pese a las resoluciones judiciales.

Los mismos presuntos malos tratos los sufrió la ex pareja de Antonio Jesús M.C., pero en esta ocasión fue él quién decidió llevarse a sus tres hijos del domicilio familiar en Alcalá la Real, en Jaén. Fue encontrado en Portugal a los cinco días del suceso y la Policía portuguesa le intervino una pistola durante su detención.

Se abre de nuevo el debate sobre si los niños, los más vulnerables, están o no protegidos por la justicia mientras se investigan los presuntos casos de malos tratos. Y mientras tanto preocupa el alarmante aumento en los últimos tiempos de secuestros por parte de ambos progenitores.