POLÍTICA

Susana Díaz consigue que el Parlamento andaluz mire a Madrid

Los Presupuestos Generales del Estado centran un debate en el que Podemos la ha retado a que apoye una moción de censura contra Rajoy

Susana Díaz, este jueves en el Parlamento
Susana Díaz, este jueves en el Parlamento - JUAN FLORES
STELLA BENOT Sevilla - Actualizado: Guardado en: Andalucía

El escenario era el antiguo Hospital de las Cinco Llagas pero parecía la Carrera de San Jerónimo de Madrid donde está el Congreso de los Diputados. A Susana Díaz le interesa el debate nacional y logró llevarse a su terreno a todos los grupos políticos en una sesión de control al Gobierno andaluz que fue mucho más bronca de lo habitual, con descalificaciones por parte de todos los portavoces. El lenguaje mitinero se impone cada vez más en un foro en el que lo institucional parece haberse quedado a un lado.

El enemigo a batir era el PP y Mariano Rajoy y la munición, los Presupuestos Generales del Estado que recortan las inversiones en Andalucía para este ejercicio 2017. La presidenta andaluza trataba de mostrarse centrada en su papel institucional y repitió con insistencia que las cuentas «son un atropello, un castigo y un maltrato a Andalucía».

Teresa Rodríguez, a Díaz: «Mi adversaria es usted. La traidora es usted»

La presidenta hilvanó un discurso muy agresivo contra las cuentas del Gobierno central, «Rajoy se ha desentendido de Andalucía», «las cuentas son un maltrato a los andaluces», «son malas en lo territorial y falsas en los intereses de los ciudadanos», pero se escurrió del fondo del asunto en su debate con la lideresa de Podemos, Teresa Rodríguez, cuando ésta le pidió que se uniese a su formación para plantear una enmienda a la totalidad al Presupuesto y la retó a plantear un una moción de censura contra Mariano Rajoy, «si lidera usted su partido».

«Usa una coartada para atacar al Gobierno socialista y a mí, y para comportarse como coartada de la derecha en Andalucía. Pues con mi partido no va a hacer lo mismo que con IU. Si quiere acabar con el PP, suélteles el brazo y deje de comportarse como el tonto útil de la derecha», dijo Díaz.

Pero lo que más sonó en la Cámara andaluza fue la frase de Teresa Rodríguez, «mi adversaria es usted. La traidora es usted», dijo rotundamente ante el murmullo del resto de los diputados andaluces.

El ambiente estaba servido y el líder del PP, Juanma Moreno, se encontró con el envite de tener que ejercer casi de Gobierno, con todas las críticas -también las de Ciudadanos y las de Izquierda Unida- dirigidas a las cuentas que ha presentado Mariano Rajoy.

«Me gusta el protagonismo que tiene el PP en la Cámara», dijo como única salida a la difícil situación en la que se encontraba. Moreno recurrió a sus críticas ante la «presidenta ausente» y denunciaba que se use al Parlamento «como segunda cámara de las Cortes Generales» para hacer oposición al Ejecutivo central. «Tiempo tendrá, si le salen bien las cosas, de debatir y confrontar con el Rajoy, como lleva deseando muchísimo tiempo».

El líder popular llevaba también sus cuentas hechas: 2.365 millones de euros destinados a crear empleo sin gastar y la devolución de 722 millones de euros de políticas activas de empleo que no se han sabido ejecutar.

La tensión por la situación nacional fue tal ayer en el Parlamento andaluz que Susana Díaz aprovechó y, en la puerta del salón de plenos, pidió el cese del fiscal anticorrupción, «no puede seguir ni un día más al frente de su cargo. Si él no se va y no dimite, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, tendrá que tomar medidas y cesarlo de manera inmediata».

Toda la actualidad en portada

comentarios